El stock de Lebac se redujo 23% en las últimas tres semanas

La idea del BCRA de ir reduciendo la dependencia de las Lebac empezó a tener sus efectos

El BCRA mantuvo la tasa en 40% y adelantó cambios en la política monetaria

 

La idea del BCRA de ir reduciendo la dependencia de las Lebac empezó a tener sus efectos. La recompra acelerada que estuvo haciendo la entidad en el mercado secundario, sumado a que en la licitación de la semana pasada cancelaron más de $200.000 millones en efectivo, está haciendo que el stock empiece a caer significativamente.

 

De hecho, según cálculos del Banco Ciudad, el retroceso es de 23%. Como resultado de esa caída, pero también de la suba del tipo de cambio y del engrosamiento de las reservas del BCRA asociado al ingreso de las divisas del FMI, el stock de Lebac pasó de representar 104% de las reservas internacionales a comienzos de mayo a 58% actualmente.

 

Además, la semana pasada el Ministerio de Hacienda y Finanzas emitió dos bonos por el equivalente a US$ 4.000 millones con el objetivo de recomprarle las Letras Intransferibles que tiene el BCRA en cartera, otra herencia del kirchnerismo.

 

En ese sentido, Nicolás Dujovne constituyó ambas emisiones como el primer paso en la estrategia de desarme del stock de Lebac, acordada con el FMI, para sanear la hoja de balance del BCRA. De acuerdo a lo informado por el Ministerio de Hacienda, $ 67.552 millones tendrán como destino la recompra de Letras Intransferibles en poder del BCRA, permitiéndole a este último emplear dichos fondos para la reabsorción de Lebac.

 

Hacia adelante, en el mercado esperan que Reconquista, a cargo de Luis Caputo, continúe recomprando letras en el mercado secundario para ir reduciendo los vencimientos en las próximas semanas.

 

Además, será clave ver qué pasa con las tasas. Caputo convalidó en la licitación de la semana pasada tasas del 47% que luego fueron corrigiéndose a la baja para quedar otra vez en torno al 40%.

 

“Mientras que el mercado espera que el BCRA use las próximas tres semanas para reducir su vencimiento a través de compras en el mercado abierto, tendríamos que confirmar un roll over mucho más manejable para predecir un movimiento significativo hacia abajo en tasas”, dice el último informe de Balanz Capital.

 

Según la compañía financiera, hay sospechas de que las tasas se reducirán gradualmente, pero después de la licitación del 18 de julio porque el BCRA puede sentirse envalentonado para actuar de manera más persuasiva. “Primero tiene que apagar la bomba de tiempo, luego proceder con sus objetivos de política monetaria”, señala Balanz.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *