Inflación se acelera y se consumiría la meta del 15% en el 1º semestre

En las últimas semanas de mayo y las primeras de junio hubo una fuerte aceleración de los precios

 

Por Mariano Cúparo Ortiz  

 

Era esperable, tras la devaluación de casi 25%: mayo no dio tregua en materia inflacionaria y ayer el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) publicó un IPC de 2,8%, en línea con los números que observaron los analistas para un mes con muchas turbulencias. Por su parte, Elypsis midió un idéntico 2,8%. Y la cosa empeora: todo parece indicar que los precios aceleraron hacia el cierre del mes y en la primera semana de junio y, por ende, habría una nueva aceleración que llevaría al IPC de junio hacia la zona del 3%. En el cierre del primer semestre, se alcanzaría la meta de 15% que se planteó el Gobierno para la totalidad del año.

 

El que aparece cada vez más golpeado por la aceleración inflacionaria es el salario real: según el informe publicado ayer por el IET, en lo que va del año registró una caída de 1,3% interanual contra los primeros cinco meses de 2017. Así, acumula un deterioro de 5,9% contra septiembre de 2017 y 8,4% contra noviembre de 2015.

 

Mayo no afloja

 

Mayo se suponía que iba a ser el mes de la desaceleración, con la corrección tarifaria de abril ya en el pasado. El desequilibrio externo y la devaluación tenían otros planes. Ahora la expectativa tampoco es del todo buena para el segundo semestre. La desaceleración hacia el cierre del año sería relativamente lenta y por eso los pronósticos se acercan a una interanual de 28-30% en diciembre.

 

Y es que los hechos mostraron que finalmente mayo no fue el mes en el que hubo una reducción importante de la inflación, tal como anunciaban desde Hacienda. El director de Eco Go y profesor de la maestría en finanzas de la UTDT, Federico Furiase, afirmó que, en un mes en el que los regulados dieron tregua; la general dio 2,2% y la núcleo, 2,5%. Y explicó: “La inflación general más baja manifiesta el efecto estadístico que tuviste por la baja de los impuestos en los servicios regulados en provincia de Buenos Aires y Capital, que fue un efecto de una vez, que te ayudó en mayo y no te ayuda en junio”.

 

Un poco por encima la prevé Hernán Hirsch desde FyE Consult: “Mayo nos dio 2,5% para la general y para la núcleo 2,8%. Entonces, a mayo, la acumulada nos da 12,3%, cerca del 15% de la meta, que se sobrepasaría en junio”. Y detalló: “La suba se da en los rubros en los que más pega el dólar, pero es bastante generalizada”.

 

Para Andrés Asiain, director del Ceso, la inflación de mayo será de 2,6%, con una fuerte aceleración de los alimentos y los textiles. Pero lo más preocupante se ve respecto a junio: “Vemos en junio una inflación superior a la de mayo. La meta de 15% se cumple en el primer semestre y creo que la pasa por un poco”.

 

 

Junio acelera

 

Y es que junio arrancó con subas de precios muy fuertes. Todo parece indicar que la primera semana del mes tuvo un ritmo de aceleración importante. Explicó Asiain: “Se aceleró un montón la inflación. La medición en los supermercados aceleró muy fuerte en la primera semana de junio y nos dio 4,3% mensualizada. Veníamos a un ritmo de 1,6-1,8% a principios de mayo y hacia finales del mes se había acelerado a 2,6%, y ahora la primera de junio dio 4,3%. Pegó de lleno el impacto de la devaluación”. El mes recién arranca, las previsiones de los analistas consultados ayer por El Economista son muy preliminares y se encargaron de anunciarlo repetidamente. Pero en una primera lectura, desde el Ceso la ven cerca del 3,3%. Dijo Asiain: “Lo que va a pasar seguro es que va a acelerar pero hay que esperar un poco a la segunda semana para ver si se estabiliza o sigue acelerando, no hay que olvidar que es un mes que incluye subas en transporte y naftas. Los rubros que más aumentaron fueron alimentos secos, con 6,5%; alimentos frescos, 4,6% y el rubro textil, con 12%, por lo importado”.

 

También en términos preliminares, coincidió Furiase: “Alimentos se aceleró al 3% en las últimas semanas de mayo y deja un arrastre importante para la inflación de alimentos de junio. Además tenés efectos de segunda ronda por la suba del dólar, no tenés el efecto estadístico que te ayudó en mayo, tenés un aumento de transporte y otro aumento en naftas”, dijo y acotó: “Creo que puede terminar encima de 2,5%”.

 

Para Hirsch, “junio viene muy salado, se va a empezar a ver un mayor efecto de la suba del dólar, la vemos en torno a 3%, con lo cual llegás a 15,5%. En seis meses llegás a la meta inflacionaria para la totalidad de 2018”. Para Furiase la meta del 15% se cumple en julio y el año cierra en torno a 29%, lo que implicaría que el segundo semestre tampoco será un período de gran desaceleración.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *