Polo agrotecnológico y góndola premium

“La agroindustria es el motor para el desarrollo del país” dijo Etchevehere en el evento Argentina Visión 2020/40

 

Por Eliana Esnaola

 

“Estamos trabajando en el Distrito de Innovación Agroindustrial en el ámbito del Inta Castelar para que ingenieros, científicos e investigadores desarrollen tecnologías que sean un insumo indispensable para la actividad”. Así lo expresó el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, en el evento Argentina Visión 2020/40. El foro se realizó ayer en el Centro Cultural de la Ciencia y fue organizado en conjunto por ADBlick Agro, el Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral y el Ministerio de Producción.

 

Bajo el lema “Emprender e innovar desde el agro en el futuro de la Argentina”, en el sexto encuentro de reflexión, Etchevehere destacó la importancia de estos espacios y argumentó: “Donde lo que se crea no queda solo en ideas, sino que se convierten en productos tangibles que se traducen en prestigio científico y rédito económico tanto al organismo como a la entidad privada que colaboró con su desarrollo”. En diálogo con la prensa sobre el anuncio del polo agrotecnológico, especificó: “La idea es generar un espacio en el cual el sector privado y el público, técnicos e investigadores puedan desarrollar tecnologías que hagan que mejore la productividad a nivel de la agroindustria, pero también que esa tecnología se pueda vender y una vez realizada esa venta, retroalimente la investigación”. Si bien no brindó ninguna cifra respecto a la inversión que implicaría el polo agrotecnológico, comentó: “Hace sesenta días que hay un grupo trabajando y esperemos tener una determinación concreta antes de fin de año, pero el proyecto está bastante avanzado”.

 

Emprender e innovar

 

En relación al lema del encuentro, el titular de la cartera agroindustrial, aseguró: “El agro da sobrada muestras de que es un sector emprendedor, no solo toma tecnología sino que también la desarrolla, y en muchos aspectos es líder a nivel mundial, por ejemplo en lo que es procesos o métodos de producción”. En este contexto, según explico Etchevehere la función desde Agroindustria es brindar los marcos para que puedan tener la mejor difusión y el mayor desarrollo posible. En este sentido, detalló: “Por un lado, brindando el lugar el físico, como por ejemplo el polo tecnológico del Inta y por el otro lado, yendo a las cuestiones de cimientos, que haya un sistema jurídico-legal que no entorpezca el desarrollo”.

 

Góndola premium

 

En línea con la innovación y el emprendedorismo, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, resaltó: “Argentina tiene como oportunidad el desarrollo del mercado de productos premium”. En este sentido, comentó que el país tiene la segunda superficie apta para cultivos orgánicos después de Australia. Para Barañao, el consumidor está dispuesto a pagar más por un producto, y aclaró que no solo consume alimentos, sino también información, es decir, cultura. Además, se refirió a que el futuro del agro se enmarca en otra disciplina que es más ambiciosa: la bioeconomía, y explicó que “no es sólo la aplicación de seres vivos para generar valor o convertir los desechos en subproductos del agro, sino que puede ser también una economía más biológica, que tenga en cuenta el desarrollo del ser humano, que no sólo mire la rentabilidad sino también cómo mejora esa actividad la calidad de vida de la gente y sobre todo la generación de empleo”. Hacia el final de su discurso, ante un auditorio lleno, sugirió: “Creemos que el futuro va a requerir no solo generar divisas, sino también generar empleo, y el papel de la ciencia es convertir el conocimiento en riqueza y mejorar su distribución”.

 

Otras voces

 

Si bien en la sexta edición del foro participaron reconocidos oradores tanto del ámbito público como privado, cabe destacar que en el segundo bloque (titulado “Emprender e innovar desde AgTech y su financiamiento posible”), Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y Pymes del Ministerio de Producción, fue claro y contundente: “Se habla mucho de las oportunidades, y hoy no hay igualdad de oportunidades, existe mucha disparidad en la creación de empresas, pero hay talento por todos lados”. Luego, en el panel denominado: “Una mirada de empresarios y líderes distintos”, Antonio Aracre, presidente de Syngenta para Latinoamérica Sur se refirió a la tan mentada Ley de Semillas, y ejemplificó: “Mientras que para usar Netflix estamos listos para tributar un costo, en materia de tecnología agropecuaria aún tenemos algunas dudas. Hace quince años que debatimos tener una nueva Ley de Semillas”. Por último, el cierre del evento, estuvo a cargo de la diputada nacional Elisa Carrió, que opinó: “Recurrir al FMI es un seguro contra el golpe civil y fue preventivo para que no sigan jugando”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *