Michetti cedió y se acordó nuevo giro

Se relegó a Presupuesto y Hacienda del plenario que alojará el debate y se votaría el 8 de agosto

El Senado ya debate el proyecto opositor sobre tarifas

 

Ayer a la mañana la vicepresidenta, Gabriela Michetti, y principal autoridad del Senado, había confirmado el giro a comisiones el proyecto que establece la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y que ya se aprobó en Diputados. Ese giro determinaba el tratamiento en un plenario integrado por cuatro comisiones y había sido cuestionado por los sectores que impulsan la sanción de la ley. En el Senado, la crítica llegó por parte de Miguel Angel Pichetto y del bloque kirchnerista (FpV), que ayer ratificaron el reclamo y forzaron una votación para dirimir la disputa. Fruto de esa votación, se redujo a tres los ámbitos que alojarán el debate, que comenzaría la semana entrante y llegaría al recinto el 8 de agosto.

 

El jueves de la semana pasada Michetti determinó que el aborto legal debía ser discutido por las comisiones de Salud, Justicia, Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda. Un sector interpretó que era una estrategia para dilatar y complicar el avance del debate. No hubo acuerdo y tuvo que decidir ayer el recinto, minutos antes de la presentación del jefe de Gabinete, Marcos Peña. Por unanimidad, se acotó a tres las comisiones que discutirán el proyecto, relegando a Presupuesto y Hacienda, ámbito que preside Esteban Bullrich. Previo a la votación, las diferencias se habían dirimido en la oficina de presidencia de la Cámara Alta entre Michetti, Federico Pinedo (presidente provisional del Senado) y Pichetto. “Queremos aventar cualquier tipo de dudas sobre esa cuestión”, opinó Pinedo tras la votación, rechazando críticas sobre intentos de demorar el tratamiento.

 

Esta modificación fue bien recibida por los impulsores del aborto legal. La comisión de Presupuesto y Hacienda era la más adversa respecto a los integrantes: siete se oponen a la sanción, cinco acompañan y otros cinco no han confirmado. El presidente, Bullrich, es un manifiesto opositor al proyecto. En la defensa de la iniciativa, ya habían planeado convocar nuevamente al ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, que en su paso por Diputados argumentó que “los costos del aborto se dan con las complicaciones, con el aborto seguro esos costos bajan dramáticamente”.

 

Pese a esta modificación, el tránsito de la legalización del aborto por el Senado no será sencillo. Prima la paridad y hay un sector, a favor de la despenalización no así de la legalización, que propuso cambios. Proponen reducir a doce las semanas en las que se habilita la interrupción voluntaria del embarazo, el proyecto con sanción dicta catorce semanas; plantean que la objeción de conciencia también debería alcanzar a las instituciones (el proyecto original la establece para médicos no así para las instituciones) y exigen un debate presupuestario de la cuestión. La iniciativa corresponde a los tres senadores que representan a Córdoba y no recibiría mayor recepción, pero podría alargar aún más el tiempo de la discusión.

 

Por otra parte, ayer en el recinto se ratificó que la sesión para discutir la legalización del aborto será el 8 de agosto, haya o no dictamen

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *