Macri reiteró su rechazo al aborto legal

Recibió a diputados que se oponen y expresó su posición: el proyecto se discutirá en el recinto del Senado el 8 de agosto

 

La imparcialidad que asumió como propia el Ejecutivo Nacional en el debate sobre la legalización del aborto pende siempre de un hilo. No es una tarea sencilla el equilibrio que el presidente Mauricio Macri se propuso desde que inició la discusión. Hace unos días recibió en su despacho a la diputada nacional Silvia Lospenatto, promotora del aborto legal, que integra las filas del PRO y cumple el rol de secretaria parlamentaria del interbloque Cambiemos. Ayer, el Mandatario se reunió con diputados y diputadas que rechazaron la norma días atrás en el recinto y ratificó su oposición al proyecto que ya cuenta con media sanción. Por la tarde, se confirmó que que la sesión en el Senado se hará el 8 de agosto.

 

Durante el debate en la Cámara Baja, el oficialismo logró mantener la tropa con un debate encabezado por cuatro diputados propios, dos en representación de cada sector. Con principal participación de Daniel Lipovetsky y Carmen Polledo. También con la neutralidad que optó el presidente de la cámara, Emilio Monzó.

 

El escenario cambió. La presión de Gabriela Michetti y Federico Pinedo para que el proyecto no prospere tensó los ánimos en Cambiemos. También en sectores de la oposición, que cuestionan algunas determinaciones de la presidenta de la Cámara Alta.

 

Presentación

 

Senadoras y senadores, también diputadas, exhibieron ayer una muestra de apoyo a la legalización del aborto. Exigieron una fecha para la sesión cuya respuesta llegó horas más tarde. Pero recibieron una mala noticia: el presidente de la comisión de Salud, Mario Fiad, anticipó ayer su posición en contra del proyecto con sanción en Diputados. Fiad aún debe determinar el cronograma de trabajo respecto a esta ley, pero esa definición se demora. No hay acuerdo respecto al giro de las comisiones que dispuso Michetti y podría modificarse. Pese a estas dudas, se confirmó que el 1 de agosto deben firmarse los dictámenes y una semana después discutirse en el recinto.

 

En la conferencia de prensa fueron mayoría las senadoras del FpV-PJ, con la ausencia de Cristina Kirchner. Pero participaron, Humberto Schiavoni (jefe del bloque PRO) y Pamela Verasay, de la UCR. Schiavoni consideró que “están dadas las condiciones” para un tratamiento “respetuoso y equilibrado”. “Todos vamos a trabajar para que tengamos un debate respetuoso y podamos expresarnos sin condicionamientos”, ratificó el presidente del PRO. Verasay, por su parte, pidió una discusión “rápida, profunda y con mucho respeto”. “Como funcionarios públicos no podemos seguir siendo cómplices de algo que está pasando; es nuestra responsabilidad darle una respuesta a las mujeres en cuestión sanitaria”, insistió la senadora radical.

 

Al mismo tiempo, Macri recibía en Casa Rosada a Polledo (PRO), Gabriela Burgos (UCR) y Marcela Campagnoli (CC ARI). Fue un encuentro reservado, como el que protagonizó hace unos días con Lospenatto. La diferencia es que esta vez Macri ratificó su rechazo a la legalización del aborto. “Estoy a favor de la vida”, le dijo a las diputadas, según la agencia Noticias Argentinas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *