Macri anunció medidas y una nueva ley para pymes

El Gobierno dio a conocer diversas medidas para uno de los sectores de la economía que viene más golpeado

 

Por Juan Manuel Antonietta 

 

“Las pymes no aguantan más”, protestaba ayer un veterano empresario pyme a otro en el auditorio del evento que se realizó en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came). En el día de los empresarios pymes, Mauricio Macri brindó una conferencia en el edificio central de Came junto al presidente de la institución, Gerardo Díaz Beltrán.

 

En el auditorio se encontraba un gran número de empresarios pymes y también El Economista. Entre los pasillos se escuchaba un importante apoyo hacia el Presidente pero, al mismo tiempo, había un malestar generalizado con la actual situación de las empresas y un reclamo por medidas urgentes.

 

Pedro Cascales (Came) expresó a este diario, antes de la conferencia, la preocupación que tienen desde la cámara con la situación de la cadena de pagos y la necesidad de avanzar en todo lo que rodea al salario (el famoso costo laboral). Las preocupaciones de la cámara no terminan ahí: récord en cheques rechazados récords en mayo que, esperan, sean superados en junio; falta de financiamiento y un aumento de los productos importados que obliga a las empresas a ceder condiciones a sus clientes.

 

La conferencia

 

En la conferencia, Díaz Beltrán, que reemplazó a Fabián Tarrío, apoyó el rumbo del Gobierno y señaló que las pymes son los mejores aliados del Gobierno para lograr la pobreza cero. Pero, para eso, dijo que “el Gobierno tiene que bajar el costo argentino”. Además, elogió las nuevas medidas anunciadas y recordó cuando Macri le dijo a los empresarios que “la última preocupación de las pymes tiene que ser pagar los impuestos”.

 

“Somos optimistas porque es un Gobierno que escucha y dialoga”, remarcó el titular de Came, quien reconoció el esfuerzo para enfrentar momentos difíciles.

 

Atrás quedaban las rispideces que se habían producido cuando el BCRA comenzó a quitar paulatinamente las líneas de financiamiento productivo allá por noviembre de 2017. Los continuos reclamos al Ministerio de Producción habían tensado una relación que desde Cambiemos saben que
tienen que cuidar.

 

Un miembro del directorio de Came le señaló a este medio que el problema había sido de coordinación entre el ex presidente del BCRA, Federico Sturzenegger y el exministro de Producción, Francisco Cabrera. Retirados los nombres propios, confían en que las nuevas autoridades del BCRA y Producción no tendrán estos problemas.

 

A su turno, Macri señaló: “Mi compromiso fundamental por el cual estoy acá es para tratar de ayudarlos a crecer, a desarrollarse. Ya le pedí a Dante (Sica) que arranquemos con una nueva Ley Pyme para darles más herramientas para estos momentos en los cuales hay que competir”.

 

Macri remarcó que “ya hemos abierto más de 60 mercados y cada vez estamos más en sintonía con Brasil, Uruguay y Paraguay, todos más convencidos más que nunca de que los países que más han crecido en los últimos veinte años son los que más se vincularon con los demás”.

 

“Aquel modelo que nos vendieron durante tanto tiempo de que aislados nos iba a ir bien, no funcionó. Ahora estamos para integrarnos al mundo, pero eso nos demanda que trabajemos de forma inteligente y en equipo”, concluyó.

 

Las medidas

 

El anuncio de las medidas estuvo a cargo del ministro de Producción. Los principales anuncios fueron la renovación de Ahora 3, 6, 12 y 18 cuotas hasta fin de año para apuntalar el consumo y la producción nacional en todo el país ya que Sica señaló que “es una medida valorada por los consumidores, productores y comerciantes que vamos a continuar y potenciar”.

 

Varias medidas se realizarán con el foco puesto en las ciudades de fronteras. “Se trabajará con CAME y los bancos en un programa para fortalecer el consumo en ciudades limítrofes”, explicó Sica y agregaron desde la cartera de Producción que se adelantará 2 años el mínimo no imponible en contribuciones patronales, previsto en la reforma tributaria, para comercios minoristas radicados en zonas de frontera.

 

No obstante, el beneficio impositivo sólo se concederá a las provincias que tengan Ingresos Brutos para comercio minorista de hasta 3% en 2018, en un intento de forzar a las provincias a cumplir el Pacto Fiscal. Desde Hacienda, en un difícil contexto y con exigentes metas fiscales por cumplir, no se quiere sacrificar recaudación.

 

Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y Pymes, dijo a El Economista que esperan que la medida esté vigente a partir de agosto.

 

Otra de las medidas anunciadas es el relanzamiento de línea de inversión productiva a 29% anual a través del Banco Nación y un tope de alícuota de las ART para pymes. Mayer explicó que el crédito estará enfocado en el capital de trabajo y en otorgarle solvencia a las pequeñas empresas para hacer frente a los cheques rechazados. Según el funcionario, los créditos estarán disponibles la semana que viene, medida que desde Came vienen reclamando de manera urgente.

 

El monto de los créditos, según Mayer, será de $10.000 millones. “Estamos trabajando en el sentido de los reclamos que tenemos: el sistema tributario no tiene progresividad y es muy burocrático”, dijo y opinó que “hemos dado 1.000 batallas con la anterior ley y ahora, con la segunda, esperamos dar todas las que faltan”.

 

El pasillo

 

En diálogos con empresarios, un veterano empresario pyme pidió a gritos que vuelvan las líneas productivas que debían estar en el orden de 20% o “por lo menos, abajo de 24%”, señaló. El Gobierno ofreció 29%.

 

Otro empresario hizo hincapié en que “la mayor cantidad de productos importados nos obligan a ceder condiciones de financiamiento a los comerciantes y brindar plazos más largos”, y agregó que “las reglas no están siendo justas porque mientras brindamos más facilidades, las materias primas a nosotros nos las hacen pagar a las 48 horas”. Otro empresario joven señaló que “ante la demanda estancada, muchos de nuestros clientes se vuelcan a instrumentos financieros en vez de productos”. “Estamos de acuerdo con este rumbo de mayor apertura, y el cerramiento total del kirchnerismo no era viable”, señaló un empresario de la industria del juguete pero concluyó que, para eso, el Gobierno debe mejorar los costos laborles y acelerar la reforma laboral.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *