Los inversores, atentos a los bancos centrales

Hoy, la Fed anunciará que sube su tasa de interés (será un alza de 0,25 punto) y mañana hablará Mario Draghi del BCE

 

En Estados Unidos, el índice de precios al consumidor de mayo subió 0,2% con relación a abril y 2,8% desde el mismo mes del año pasado. Se trata de la mayor suba anual desde febrero de 2012 cuando trepó hasta 2,9%. La inflación núcleo, que excluye a los rubros más volátiles, también subió 0,2% lo cual demuestra que el incremento de los precios está extendido en toda la economía. De todas maneras, muchos analistas le quitan gravedad a la situación y sostienen que la comparación anual es contra las tasas muy bajas del año pasado.

 

Este dato se conoce el mismo día en el que comenzó la reunión de la Reserva Federal pero no influirá en su decisión ya tomada, y que se anunciará hoy, de subir la tasa un cuarto de punto. Pero un contexto de inflación más alta, refuerza la posibilidad de que haya cuatro subas de tasas este año y no tres como estaba previsto. Luego del de hoy, el siguiente incremento sería en septiembre y es cada vez más probable, según piensa la mayoría de los analistas del mercado, que haya otro en diciembre.

 

De todas maneras, la medida de inflación que toma en cuenta la Fed para definir su política monetaria es el índice de precios de los gastos en consumos personales. El mes pasado alcanzó a 2% anual en línea con la meta de inflación. Como la inflación estuvo varios años debajo de la meta, los analistas entienden que la Fed tolerará que se ubique durante algún tiempo por arriba de ella.

 

También la Fed dará a conocer hoy sus proyecciones económicas que sirven para anticipar sus próximos movimientos. La conferencia de prensa que dará Jerome Powell al término de la reunión de dos días será seguida con atención porque puede incluir definiciones que amplíen las que estarán contendidas en el documento final en el que se darán los motivos de la suba de la tasa.

 

A su vez, el jueves, se reunirá el Banco Central Europeo y también, posteriormente, hablará su titular, Mario Draghi. Los mercados suponían que no habría definiciones en materia de política monetaria en esta ocasión y que cualquier cambio se produciría en julio. Pero recientemente, el economista jefe de la entidad, Peter Praet, sostuvo que esta semana podría anunciarse la fecha en la cual terminará la compra de activos por 30 millones de euros por mes que, en principio, finalizaría en septiembre. De todas maneras, la mayoría de los analistas creen que Draghi no se apurará y postergará cualquier definición hasta julio.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *