Lo peor ya pasó (en lo financiero), pero la economía va a crecimiento cero

En la Casa Rosada creen que lo peor ya pasó y empiezan a respirar con (algo) de tranquilidad

 

Por Leandro Gabin

 

La semana termina con buenas noticias en lo financiero, algo no menor en medio de la sequía de datos positivos. El ingreso del primer tramo del desembolso del Fondo seguramente seguirá trayendo más tranquilidad al mercado de cambios, algo que se vio en los últimos días desde que asumió Luis Caputo al frente del BCRA. El ascenso a emergentes que oficializó el MSCI también le dará algo de oxígeno a las acciones, que venían vapuleadas; mientras que los bonos también pueden ensayar una recuperación desde precios insólitos.

 

Yendo por pasos, el evento financiero más importante del 2018 finalmente fue positivo para la Argentina. El MSCI decidió incluir desde mayo de 2019 a nuestro país en el índice emergente. Pero, según Delphos Investment, no todo fue color de rosas, ya que los argumentos esbozados nos dejaron la sensación que “entramos por la ventana”. Básicamente no se resaltaron las fortalezas, cambios y tendencia de las reformas sino que se mencionó la contundente opinión favorable de los inversores como razón principal. “Dicho esto, MSCI se guardó la potestad de excluirnos en caso de que la crisis actual termine aplicando medidas que afecten los movimientos de capitales. Es decir, las miradas siguen posadas en ‘Toto’ y sus artilugios para desactivar la ‘bomba’ de las Lebac”, dice Delphos.

 

“Creemos que esta noticia no tendrá el impacto que podría haber tenido en otro contexto. Servirá para crear un piso, el cual será confirmado si ‘Toto’ logra ser el vencedor de la pulseada actual. Esta noticia per se no alcanza para comenzar una nueva tendencia alcista. La condición necesaria es desactivar la crisis cambiaria actual”, se jugó Delphos Investment en un reporte a sus clientes.

 

Con respecto al dólar, el otro gran tema financiero, se percibió más estabilidad. El BCRA anunció el comienzo de un programa de licitaciones diarias de dólares orientado a vender US$ 7.500 millones del Tesoro provenientes del acuerdo con el FMI. ¿Servirá para calmar definitivamente al dólar? Un trabajo de Grupo SBS, la compañía en la cual se desempeñaba como socio el ahora vicepresidente del BCRA, Gustavo Cañonero, dice que las experiencias de otros países de la región muestran cierta inefectividad para alterar el tipo de cambio real aunque sí lograron reducir la volatilidad, al menos inicialmente. “Si bien es difícil establecer lo que ocurrirá con el caso argentino, lo que se puede decir es que la caída en la volatilidad debería ser más significativa en la medida en que la credibilidad que generen las nuevas autoridades del BCRA sea mayor”, enfatizan los ex socios de Cañonero en SBS.

 

Pero el clima algo más distendido en lo financiero no se traducirá en la economía. La suba del dólar, las supertasas y el ajuste que el Gobierno se comprometió con el FMI llevará al país a una recesión en el corto plazo. En lo financiero, lo peor quizás ya pasó. Pero en en el nivel de actividad, lo peor está por verse.

 

El mismo Nicolás Dujovne transmitió a distintos participantes del mercado los pronósticos sobre lo que viene. El ministro habló de “meses difíciles” sin especificar como va a terminar la historia, principalmente afectada por la incertidumbre con el dólar que derivó en una mayor inflación y el impacto de la sequía. Pero lo que no dice Dujovne es que su pronóstico es el más optimista del mercado. En el sector privado no hay dudas de que la economía caerá este año o, en el mejor de los casos, el crecimiento será cero. Esto lo dicen los bancos extranjeros nucleados en la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA). Precisamente, el jueves estuvieron en una reunión con Dujovne en Hacienda. Partiiparon de ella Enrique Cristofani (Santander), Gabriel Martino (HSBC), Facundo Gómez Minujín (JP Morgan) y Claudio Cesario (titular de ABA) entre otros.

 

Uno de esos bancos extranjeros, de los más grandes en el segmento retail en Argentina, tuvo un reunión con sus inversores más selectos donde trazaron un panorama desolador. Hablaban de inflación para este año de “al menos” el 30%, y un PIB que estará “0,5% arriba o 0,5% abajo” y dólar a $ 32. Cree esta entidad de origen español que incluso será complicado para el Gobierno poder mostrar buenas noticias en lo económico durante el año electoral. “Va a ser un 2019 mejor que este año pero igual va estar difícil en términos de consumo porque terminaron licuando salarios y el gasto con la devaluación que se mandaron”, decía el economista jefe de esta conocida entidad a sus clientes VIP.

 

Otros que también trazaron un panorama recesivo para la economía fueron los economistas del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés). Dicen que evidentemente el programa con el Fondo golpeará el nivel de actividad. “En este frente, la experiencia con los programas anteriores del FMI es mixta. El crecimiento generalmente mejora tras la aprobación del programa, pero en muchos casos permanece muy por debajo de su promedio a largo plazo”, dicen.

 

Este año esperan que el crecimiento en Argentina caiga bruscamente al 1% debido a las “condiciones financieras restrictivas y la baja producción agrícola en medio de una sequía”. Bajo una fuerte implementación del programa del FMI, el IIF proyecta que el crecimiento rebote al 1,5% el próximo año, a medida que la confianza y la entrada de capitales se vaya recuperarando, y las tasas de interés caigan un poco.

 

La esperanza oficial es que el año que viene las inversiones crezcan al 10% real y eso traccione al nivel de actividad. Saben en el entorno de Dujovne que el consumo, golpeado por la devaluación y la inflación desbordada, no moverá a la economía. Así y todo, en la Casa Rosada creen que lo peor ya pasó y empiezan a respirar con más tranquilidad. “Ganamos algo más que tiempo y recuperamos la posibilidad de que este proyecto, con sus problemas, continúe más allá del 2019”, deslizan en Balcarce 50.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *