La macro golpeará el empleo y los salarios en 2018

19 de junio, 2018

 

Por el impacto de la crisis cambiaria y del acuerdo con el FMI en la macro, el horizonte del mundo laboral se oscurece. Las expectativas de moderado crecimiento del empleo registrado quedaron en el pasado y ahora los pronósticos más optimistas ya hablan de estancamiento. Pero con una inflación que se acelera y una devaluación que parece no haber encontrado un techo, el panorama es aún más sombrío para los salarios.

 

Un informe publicado ayer por la Fundación Capital (FC) estima que, en promedio, la masa salarial (el conjunto de las remuneraciones asalariadas) real caerá 2% durante 2018, de la mano de una enfriamiento de la creación de empleos y de una caída del salario real. El análisis empalma, por un lado, con la idea de Matías Ghidini (gerente general de la consultora de RR.HH. GhidiniRodil) de que el empleo está “en el freezer” y, por otro, con el estudio que publicó Ecolatina el domingo, que menciona de una caída del poder adquisitivo de los salarios de casi el 3% en 2018.

 

Pálidas 2018

 

“El nuevo escenario económico de menor crecimiento y mayores niveles de inflación tiene un impacto directo sobre las variables socioeconómicas y el mercado laboral”, explica FC.

 

Según la consultora, la mayor caída de la masa salarial la sufrirán los empleados públicos (7,9% i.a.), mientras que los privados registrados perderán 1,7% y jubilados y benefiaciarios de planes sociales 0,5%. Los estatales, tras ser los únicos en perder poder de compra en 2017 (1,3%), se verán afectados por una paritaria del 15% con revisión recién en marzo de 2019 y por una aceleración de los despidos, a partir de la ya anunciada reducción de más del 6% de la planta estatal nacional entre 2018 y 2019 en el marco del plan de ajuste acordado con el FMI. Eso sin considerar el impacto del Pacto Fiscal en las provincias (que aglutinan alrededor del 75% de los trabajadores públicos), que en Trabajo proyectan que sería negativo.

 

Para los privados, FC estima que los mayores problemas vendrán por una pérdida de poder adquisitivo de al menos el 3%. En el caso del empleo privado, proyecta una desaceleración en lo que queda del año a partir de una caída en las expectativas empresarias de contratación incluso antes de la corrida medidas en la Encuesta de Indicadores Laborales, el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción y el Estimador Mensual Industrial de abril. En ese sentido, Ghidini plantea que “la crisis financiera y la imprevisibilidad económica del país generó en las organizaciones un estado de prudencia, lo que se traduce en una rebaja en las expectativas de crecimiento laboral que se habían planteado a principio de año”.

 

Pálidas 2019-2020

 

Según la consultora, la perspectiva para los próximos años no mejora “en un contexto de reducción del déficit fiscal, bajo dinamismo económico y el objetivo de una inflación descendente”.

 

Para los estatales, “estimamos que la masa salarial real caería tanto en 2019 (4%) como en 2020 (1,1%), acumulando así cinco años consecutivos de pérdidas”. En los privados registrados, “prevemos para 2019 un nuevo año de caída en el salario real (2%). Asimismo, los niveles de empleo se mantendrán sin alteraciones, acorde con un bajo dinamismo de la actividad económica. En 2020 habría un alza de 0,5%, “producto fundamentalmente de una baja base de comparación”, concluyó FC.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *