Faurie pide un Mercosur más flexible y adaptado

“Los tiempos cambiaron desde la fundación del organismo”, reconoció el canciller

 

Uruguay asumió la presidencia protempore del Mercosur y, durante ese tiempo, aceleró las negociaciones con China para sumar productos a los ya exportados y avanza en un acuerdo de librecomercio, evento que generó ruidos entre los socios del bloque regional. Ayer, el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie, reconoció que el Mercosur debe “flexibilizarse” y que esto forma parte de una discusión que aún no encontrado un total consenso.

 

“Lo mejor para el Mercosur sería adaptarlo. Los tiempos cambiaron desde la fundación del organismo. Con la agilidad y globalidad que tiene el comercio tenemos que estar dispuestos a darle flexibilidad al Mercosur”, fue la declaración textual del canciller ante los socios del Rotary Club, que aplaudieron las promesas del ministro sobre la política internacional que encabeza Faurie desde el Palacio San Martín. Sobre el caso puntual del país asiático, agregó que el “Mercosur debe definir una postura sobre cómo posicionarse con China por la importancia que tiene como actor comercial”. Reveló que en la última sesión se discutió que se debe “tomar un posicionamiento en términos comerciales sobre cómo vincularnos”, pero que aún falta “terminar de construir los consensos”.

 

Faurie aseguró, a su vez, que estas discusiones están un tanto atrasadas por el tiempo que exige las negociaciones por un posible acuerdo con la Unión Europea que, según el canciller, está en “etapas finalísimas”. Contó que el proceso negociador, que lleva diecinueve años, “sufrió un gran parate hasta que se retomó desde la llegada de Mauricio Macri”, pero dijo que aún resta definirse cosas del contencioso comercial delicadas, “porque hay muchas sensibilidades en el medio de los sectores productivos”.

 

Relación con Londres

 

La visita que hace unas semanas protagonizó el canciller británico, Boris Johnson y el posterior viaje del jefe de Gabinete, Marcos Peña, tuvieron eco ayer en Londres con la decisión de quitar las restricciones vigentes desde 2012 para la venta de armas de Inglaterra a Argentina. Para Faurie, lo anunciado “es un paso positivo, un gesto valioso en este tejido de recrear confianza”. El embajador británico en Argentina, Mark Kent, presente en la disertación de Faurie, coincidió en la lectura del canciller.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *