Comienza sesión por aborto, con tendencia hacia la aprobación

Los que impulsan la legalización achicaron la distancia (aún quedan 16 indecisos) y la discusión se prolongará hasta la mañana del jueves

 

Diciembre de 2017 terminó con un clima muy hostil en la Cámara de Diputados, con posturas que parecían irreconciliables tras la votación de la reforma previsional. Este año el Gobierno casi que esquivó la agenda parlamentaria y se limitó a aprobar proyectos que estaban ingresadas. Hace unas semanas hubo otra vez un fuerte enfrentamiento entre Cambiemos y la oposición, que se unió para reclamar contra los aumentos en las tarifas y logró el veto presidencial.

 

Todo eso cambiará hoy. Al menos por veinticuatro horas, que es lo máximo que puede durar la sesión que desde las 11 discutirá el dictamen de mayoría que promueve la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). El recinto no estará dividido por bloques. Sino por pañuelos. Verdes, a favor de la legalización. Celeste, en contra, que se encolumnarán detrás de un dictamen de minoría en rechazo.

 

Este debate cruza transversalmente a todos los espacios y marca, hasta ahora, una extrema paridad. Así es como, dentro del oficialismo, el PRO se enfila mayoritariamente en contra de la legalización, pero hay excepciones. Similar, pero a la inversa, es lo que sucede en el radicalismo, entre los que se encuentran algunos de los principales impulsores de la iniciativa. La Coalición Cívica votará casi unánimamente en rechazo. Las radicales en favor de la iniciativa militaron el dictamen junto a legisladoras del FpV-PJ, del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), de Libres del Sur, del Bloque Justicialista pero también del PRO. El recinto no permitirá lo que sí habilitó la discusión en comisión: que cada diputado se siente según el sector que integra en esta discusión. Los pañuelos exhibirán las diferencias. También fuera del Congreso. Sobre la avenida Rivadavia estarán los que apoyan la legalización y sobre Yrigoyen los que se oponen. Hay acuerdo entre las distintas posiciones para que se habilite el quórum y también los dos tercios que permitan incluir el dictamen en el temario de la sesión. El debate en el recinto se prolongará por casi veinte horas, aseguran en la Cámara Baja. Y estaría descartada la posibilidad de cortar la sesión a la medianoche para continuar al día siguiente.

 

Esta tensión se traslada a la votación. Hay menos de cinco votos de diferencia entre una posición y la otra, con una leve ventaja para el rechazo. Pero hay todavía 16 indecisos, que serán los que inclinarán la balanza. Los que están a favor aseguran que la tendencia es favorable a la aprobación, si se tiene en cuenta que en los últimos días son más los casos de indecisos que se pasaron al sector que impulsa la legislación.

 

Ayer fue otro día de definiciones. Fernando Espinoza (FpV-PJ), Mirta Tundis (Frente Renovador), Fernando Asencio (Frente Renovador), Daniel Kroneberger (UCR) y Anabella Herss (PRO), son algunos de los casos que hasta ayer se consideraban indecisos y que ahora votarán en favor del dictamen de mayoría.

 

Todo esto sucedía mientras en el Anexo C de la Cámara Baja se llevaba a cabo el último plenario de comisiones, tras poco más de dos meses de debate. El dictamen de consenso para legalizar la IVE recibió el respaldo de 64 firmas, mientras que 57 diputados acompañaron el dictamen que rechaza la legalización.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *