Comienza disputa entre Nación y provincias

El Gobierno, por un lado y los gobernadores, por el otro, ya comienzan a puntear un borrador con temas para incorporar en la negociación

 

Todavía falta. El Presupuesto 2019 debe ingresar al Congreso antes del 15 de septiembre. Pero el Gobierno Nacional, por un lado y los gobernadores, por el otro, ya comienzan a puntear un borrador con temas para incorporar en la negociación.

 

Ya comenzó la temporada de reuniones que se va intensificar en las próximas semanas. Días atrás los gobernadores peronistas mantuvieron un encuentro privado minutos antes del agónico triunfo de Argentina contra Nigeria. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, define los detalles de una convocatoria que encabezará el presidente Mauricio Macri y que reunirá a todos los mandatarios provinciales, con el objetivo de formalizar el diálogo que derive en una fuerte reducción del gasto.

 

“Hay voluntad para encontrar caminos de acuerdo en los instrumentos que el Gobierno necesite para llevar adelante la gestión”, le anticipó el miércoles el líder de los senadores justicialistas, Miguel Angel Pichetto, al jefe de Gabinete, Marcos Peña. Con ese mensaje, en la Casa Rosada comenzaron a mover los hilos para reunir en un mismo despacho a los gobernadores y dejar escritos los reclamos que surgen de una administración y de otra. Ante esa posibilidad, los mandatarios provinciales retomaron el diálogo interno, tras varios meses que los encontró dispersos.

 

“Estamos dispuestos a resignar recursos, ¿pero a cambio de qué?”, se escuchará en las provincias opositoras en los próximos meses. “Logramos que la mayoría de los distritos alcancen el superávit, ahora tienen que ayudar a que el Estado Nacional reduzca el déficit”, responderán desde la Casa Rosada, reconociendo además, un error: el de darle a los gobernadores comodidad en sus cuentas, mientras la Administración Central sigue sin poder resolver ese problema.

 

La negociación por el Presupuesto 2019, que debe traducir el equilibrio fiscal que el Gobierno se comprometió a alcanzar para 2020 según la carta de intención que envió al Fondo Monetario Internacional (FMI). Y ya se conocieron algunas puntas que formarán parte de la negociación.

 

Las provincias del interior insistirán en que se efectúe el traslado de Aysa, Edenor y Edesur a la provincia y ciudad de Buenos Aires. El reclamo lo encabeza el cordobés Juan Schiaretti y lo acompañan el resto de sus colegas, pese a que los oficialistas no hagan pública esta queja. Lo hacen argumentando que el resto de las provincias debe dejar de subsidiar al Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

 

Otro punto podría ser una adenda en las metas de reducción de impuestos que se acordó en el Consenso Fiscal firmado en noviembre de 2017. Según algunas versiones, varios gobernadores amenazaban con abandonar el barco. Pero según pudo averiguar este diario, no llegarían a tanto. Pero sí negociar postergar algunos de los compromisos pactados en aquella oportunidad. “¿Ya ajustamos con el Pacto Fiscal y ahora tenemos que ajustarnos con el Presupuesto?”, reclaman los caciques provinciales.

 

Hasta ahora, las reuniones entre el ministro del Interior y Obras Públicas y las provincias eran mano a mano. A partir de la semana entrante, se formalizará el canal de diálogo. También lo formalizarán los gobernadores internamente, que por diferencias políticas y por la situación que atravesaba el país habían postergado los encuentros, que incluyen a diputados y senadores del interbloque Argentina Federal.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *