Banqueros alertan sobre las peleas comerciales

Los presidentes de los bancos centrales más importantes del mundo se reunieron en Portugal y mostraron su preocupación por la escalada de conflictos comerciales

 

Los presidentes de los bancos centrales más importantes del mundo se reunieron en Portugal y mostraron su preocupación por la escalada de conflictos comerciales que a su juicio podrían afectar el crecimiento.

 

El viernes pasado, el gobierno de Estados Unidos volvió a subir aranceles para productos de China que respondió inmediatamente gravando algunas de las importaciones desde Estados Unidos. Europa siguió un camino similar como represalia a la suba de aranceles al aluminio y al acero que decidió Washington. En el arranque de la semana, los mercados bursátiles también reaccionaron de manera negativa ante los crecientes conflictos comerciales. En el encuentro de Portugal también quedaron en evidencia las distintas situaciones que enfrentan las economías más desarrolladas y que por lo tanto reciben distintas respuestas por parte de sus respectivos bancos centrales.

 

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, sostuvo que ante una posible desaceleración de la economía podría postergarse el modesto esquema de endurecimiento de la política monetaria recientemente anunciado. Y por lo tanto, podría demorarse la suba de tasas, que de todas maneras, no sería antes de septiembre del año que viene mientras que la compra de bonos cuya finalización está prevista para diciembre, podría prolongarse. Pero es probable que se Draghi haya exagerado con sus declaraciones para alertar sobre los riesgos que traen consigo los conflictos comerciales y ratificando el malestar europeo con las iniciativas de Donald Trump. El presidente del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, seguirá adelante con su política de estímulos monetarios dada la caída del PIB en el primer trimestre.

 

Mario Draghi dijo que la estrategia anunciada hace poco puede ser revisada, pero Powell ratificó el rumbo de la Fed

 

También Europa tuvo una desaceleración en su crecimiento en la primera parte del año y el problema es que tanto el BCE como el Banco de Japón ya tienen políticas expansivas y no contarían con nuevos instrumentos para impulsar la economía. De todas maneras, Draghi sostuvo que la economía de la eurozona seguirá creciendo.

 

La voz de la Fed

 

A su vez, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, sostuvo que seguirá subiendo la tasa para que la economía no se recaliente. También sostuvo que no se pueden extraer muchas enseñanzas de la década del ’60 cuando la tasa de desempleo era tan baja como la actual porque ahora es mayor la participación que tienen en el mercado laboral las personas con mayor educación que consiguen trabajo con mayor facilidad y por lo tanto la desocupación tenderá a ser menor. A su vez, afirmó que el manejo más preciso de la política monetaria por parte de los bancos centrales hizo que se quebrará la inercia inflacionaria que era característica décadas atrás.  Finalmente, Powell alertó sobre la necesidad de evitar la complacencia en un momento en el cual la Fed está cumpliendo con su doble mandato de asegurar la estabilidad con el máximo empleo posible.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *