Ahora sí, Argentina consiguió pasar a emergente

Después del fallido intento del año pasado, finalmente el país ascendió de categoría en el índice elaborado por MSCI

 

Luego del fallido intento del año pasado, finalmente Argentina ascendió a la categoría de mercado emergente en el índice elaborado por MSCI (Morgan Stanley Capital Internacional), que destacó la confianza de los inversores internacionales sobre el mercado local.

 

MSCI tiene en su clasificación tres categorías de mercado (desarrollado, emergente y fronterizo) en la que se basan algunos fondos internacionales para invertir o no en una plaza. Argentina descendió a la clasificación de “frontera” en 2009, cuando el Gobierno kirchnerista restringió el flujo de capitales.

 

Con el ascenso, Argentina se suma al grupo de países latinoamericanos que ya formaban parte del grupo emergente: Brasil, Chile, Colombia, México y Perú. El MSCI anunció además la inclusión en el índice de Arabia Saudita y anticipó que en la revisión del año próximo evaluará la reclasificación de Kuwait.

 

MSCI destacó que “los inversores institucionales internacionales expresaron su confianza en la capacidad del país para mantener las condiciones actuales de acceso al mercado de acciones, que es un factor clave en la clasificación de MSCI marco de referencia”. Sin embargo, sostuvo que está dispuesta a revisar la recalificación si las “autoridades argentinas introdujeran cualquier tipo de restricciones de acceso al mercado, como controles de capital o de divisas”.

 

Beneficios

 

Los beneficios del ascenso se verán reflejado en el mercado recién el año próximo, ya que subir a emergente no implica la llegada inmediata de los fondos porque el proceso de incorporación al índice lleva un año.

 

La categoría de “mercado de frontera” impedía que varios fondos de inversión institucionales del mundo compraran acciones argentinas, algo que ahora podrán hacer. Con esto, a mediano plazo el mercado accionario local ganaría en liquidez: según algunos bancos extranjeros, llegarían alrededor de US$ 4.500 millones.

 

Por otra parte, la reclasificación provocaría que las acciones locales ganen liquidez en los mercados y podría traer algo de tranquilidad a la volatilidad cambiaria, que empezó a mostrar algo de calma luego de las medidas que tomó el BCRA esta semana.

 

“Va a haber un efecto muy positivo (en el mercado accionario) desde el arranque, como se vio enseguida en el after market de EE.UU. Y además de las acciones que tengan ADRs se beneficiarán otras locales, como ByMA”, aseguró a El Economista el director de Research for Traders, Gustavo Neffa.

 

Entre los requisitos que consideró MSCI para reclasificar a la Argentina, aseguró, figuran la aprobación de la reforma del mercado de capitales, el regreso de las “ventas en corto” y sobre todo la libre movilidad de los capitales.

 

Por su parte, la analista Sabrina Corujo, de Portfolio Personal, afirmó que el ascenso “va a traer en un impacto positivo en las expectativas, que más allá de las acciones va a incidir sobre los bonos”, en un mercado “que tenía priceado un ‘no’”.

 

MSCI provee por día cerca de 100.000 índices sobre acciones, bonos y otros activos a nivel mundial. El índice de emergentes actualmente incluye a 830 acciones de 23 mercados, mientras que el de frontera sigue a 127 papeles de 30 mercados.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *