El agro invertirá US$ 10.100 M en 2018/2019

Además, los analistas de la BCR anticipan un valor bruto de producción equivalente a US$ 25.500 millones

 

Parece que el campo argentino en la próxima campaña agrícola tendrá revancha. Un nuevo análisis de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), titulado “Perspectivas 2018/19 para el agro argentino”, que también fue presentado en el marco de Agroactiva, estimó una proyección de 37 millones de hectáreas para sembrar en 2018/19, y reveló que la inversión del productor para cubrir la implantación de esa superficie rondaría los US$ 10.100 millones.

 

Los analistas de la BCR aseguraron que con condiciones climáticas normales, rendimientos de tendencia y sin inconvenientes, se podría estar ante un valor bruto de producción equivalente a US$ 25.500 millones a los precios a cosecha vigentes en el presente y un ingreso por exportaciones cercano a US$ 26.400 millones. Las expectativas están firmemente puestas en el próximo ciclo esperando dejar atrás una campaña 2017/18 que arrojó un saldo muy negativo para la producción primaria argentina. Cabe recordar que a la peor sequía en cincuenta años, le siguió un período de lluvias intensas y extendidas en plena época de cosecha, lo que determinó una producción no mayor a 100 millones de toneladas, cuando inicialmente se proyectaban 130.

 

Financiamiento

 

De los US$ 10.000 millones que deberán invertirse para la siembra de los seis principales cultivos: soja, maíz, trigo, sorgo, girasol y cebada, según la BCR, la proporción a cubrir con fondos propios del sector productivo caería en relación a campañas pasadas frente al rojo que dejó el ciclo 2017/18 en sus cuentas. En este sentido, resaltaron: “Se estima que sólo el 20% o US$ 2.020 millones se cubrirán con recursos propios, en tanto US$ 8.000 millones deberán financiarse con crédito bancario o comercial”. De estas últimas dos vías, según los cálculos de la Bolsa rosarina, el crédito bancario representaría cerca del 40% del financiamiento de terceros por US$ 3.100 millones, los cuales se reparten entre asistencias vía tarjetas agro, créditos en dólares a partir de instrumentos forwards cedidos, descuentos de valores y otras líneas de préstamos. Por su parte, el crédito comercial, provendría mayormente de corredores, acopios y cooperativas, por un lado, y proveedores de insumos y traders, por el otro.

 

La recuperación de la cosecha también impactará favorablemente en el sector del transporte, ya que el traslado de las 120 millones de toneladas de granos que se esperan para el ciclo agrícola 2018/19 podría originar fletes para camiones por una cifra que podría ubicarse en los US$ 3.200 millones. En este sentido, subrayaron: “Sería un ingreso fundamental para generar una recuperación de un sector como el camionero que se verá seriamente afectado por los resultados de la campaña 2017/18 al haberles faltado cerca de 25 millones de toneladas para transportar desde chacra a los puertos, fábricas e industrias, especialmente ubicados en la zona central del país”. En la misma línea, y de acuerdo a sus estimaciones, el consumo de gasoil que podría producirse en esta campaña de casi 120 Mt de granos se situaría en una cifra cercana a los 2.000 millones de litros e implicaría un gasto cercano a los US$ 1.900 millones.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *