Aborto: Pichetto y el FpV-PJ cuestionan una decisión de Michetti

El debate del proyecto de IVE se dará en plenarios de cuatro comisiones en el Senado y el poroteo comienza muy parejo

 

La vicepresidenta, y principal autoridad del Senado, Gabriela Michetti, giró ayer el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) a cuatro comisiones: Salud (cabecera), Presupuesto y Hacienda, Justicia y Asuntos Constitucionales. Es el mismo número de comisiones que en Diputados, pero diferentes ámbitos de discusión. La decisión generó el rechazo de los sectores que impulsan la legalización del aborto y el episodio continuará en los próximos días. Aún no se definió el cronograma de debate, que se resolverá en los primeros días de la semana entrante. El giro fue luego de la presentación que al mediodía llevó a cabo la campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que al presentarlo exigió fecha de votación.

 

El primero en objetar la decisión fue el jefe del bloque Justicialista, Miguel Angel Pichetto. Consideró que el giro fue “excesivo e innecesario”. “Este giro obedece a una posición personal de la Vicepresidenta, con la finalidad de prolongar el debate indefinidamente”, agregó el senador por Río Negro. Según Pichetto, este giro no fue consensuado con los otros bloques y no descartó someter a votación esta discusión.

 

El enojo del jefe del bloque justicialista fue acompañado por el presidente de la bancada kirchnerista, Marcelo Fuentes, que por medio de una carta exigió que el proyecto se discuta únicamente en las comisiones de Salud y Justicia “conforme a lo conversado oportunamente con el senador Pichetto y el presidente del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff”. Este rechazo podría lograr la impugnación del giro que determinó Michetti.

 

Con un número alto de senadores sin confirmar orientación del voto, el poroteo sigue muy parejo. Pero también estará parejo en el plenario de comisiones. Como muestra el cuadro, en dos (Salud y Asuntos Constitucionales) hay una leve ventaja del voto a favor mientras que en las restantes (Justicia y Presupuesto y Hacienda) se impone el rechazo. De los cuatro presidentes, sólo dos han anticipado su voto: Esteban Bullrich, en rechazo y Pedro Guastavino, a favor de la legalización del aborto. Dalmacio Mera no confirmó posición y tampoco Mario Fiad, que conducirá la comisión cabecera (Salud). En el entorno de Fiad aseguraron que la decisión de no confirmar el voto es “para no condicionar el debate”.

 

El dictamen de mayoría debe coronar esa condición en cada una de las comisiones. Es decir, para que arribe al recinto la media sanción de Diputados, el texto debe lograr la mayoría de las firmas (mitad más uno de los presentes con quórum) en cada una de las comisiones. En caso de empate, define el presidente de la respectiva comisión. Fiad será el que determine los tiempos y las características del tratamiento en comisiones.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *