Aborto: paridad creciente anticipa final abierto

Comenzó ayer la discusión en comisiones: hay (al menos, veinte indecisos) y habrá cambios al proyecto original

 

Por Mariano Espina

 

Cuando faltan siete días para el debate en el recinto de la Cámara de Diputados sobre la legalización de aborto la paridad es muy fuerte entre los sectores que impulsan la ley y los que se oponen a ella. Ayer comenzó el debate en el plenario de comisiones que integran 105 diputados en el que se discute los dictámenes que finalmente se tratarán en la sesión.

 

Diputados de distintos bloques que están a favor de la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) aseguran tener definido el dictamen que presentarán en el plenario en el que buscarán despacho para discutir luego en el recinto. Está redactado a partir a los diez proyectos que se presentaron a las cuatro comisiones que encabezan la discusión, pero toma como base el presentado por la campaña por el Aborto Seguro, Legal y Gratuito. Los cambios tienen como fin contener a los legisladores que se han manifestado en favor, pero también buscar convencer a los indecisos.

 

Una diputada impulsora de la legalización aseguró a este diario que, en el pronóstico más pesimista, alcanzan a 116 los respaldos. Sostiene que hoy superan a los rechazos. Aunque esa diferencia es mínima, podría ser de un voto, o incluso resultar un empate, lo que obligaría la intervención del presidente de la cámara, Emilio Monzó.

 

El dictamen comenzará a ser discutido hoy y se firmará el próximo martes, antes de la sesión del miércoles

 

La diputada consultada agrega a su vez que los indecisos serían poco más de veinte pero esa lista prefieren no hacerla pública por las presiones que han sufrido los que no han tomado posición y que, en algunos casos, terminaron por volcarlos al rechazo. El dictamen a favor de la legalización comenzará a ser tratado hoy entre los diputados, pero se firmaría recién el martes de la semana entrante. De esta manera tienen tiempo para medir la recepción de los cambios agregados en los que aún no han manifestado públicamente su voto.

 

Las modificaciones consisten en la objeción de conciencia: un médico podría abstenerse a practicar un aborto, pero no una institución. Habrá cambios en las causales y se hará foco en el lenguaje que se utiliza en estos casos, tras recibir algunas críticas. Se incluirán, a su vez, consejerías de atención integral antes y después del aborto.

 

El dictamen se firmaría el próximo martes. La sesión será el día siguiente. Es decir que la iniciativa se tratará sobre tablas y exigirá del voto de dos tercios para que pueda ser incluida en el temario. Según pudo averiguar El Economista, habría consenso entre los dos sectores para que el tema se discuta.

 

Hasta el momento, los que se oponen a la legalización de la IVE se limitarían a presentar un dictamen en rechazo del proyecto, por la falta de consenso de un texto en común. La discusión en comisión continuará este jueves.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *