“El 35% de nuestros usuarios no está bancarizado”

El Economista dialogó con Pierpaolo Barbieri (Fundador de Ualá)

 

Entrevista a Pierpaolo Barbieri Ualá Por Ariel Bazán

 

La emisora de tarjetas prepagas Ualá se lanzó el 4 de octubre y en estos siete meses y medio ya emitió más de 200.000 tarjetas Mastercard globales. En charla con El Economista, su fundador, Pierpaolo Barbieri, habló sobre el servicio que ofrece la empresa, el perfil de los usuarios y cuales son las perspectivas de expansión.

 

¿Cómo es la tarjeta prepaga que ofrece Ualá?

La tarjeta es completamente gratuita, ya que no tiene cargos de apertura, mantenimiento, renovación o resumen, y cuando se gasta en el exterior se cobra el tipo de cambio del día más 1% o 2%. Además, el onboarding es 100% digital, es decir que nunca hay que firmar nada para operar.

 

Si la tarjeta es gratuita, ¿de dónde proviene la rentabilidad de Ualá?

Nosotros ganamos con el arancel que la tarjeta le cobra a cualquier comercio que toma Mastercard. A los usuarios les damos dos extracciones por mes sin cargo y si después quieren extraer más le cobramos lo que nos cobra Red Link o Banelco, pero no un extra.

 

¿Qué otras ventajas ofrece la tarjeta?

Por ejemplo, desde la app se pueden hacer transferencias de persona a persona las 24 horas con huella dactilar (en Android) o el rostro (en iPhone X), y hacer recargas de celulares (sin comisiones), de TV o del Gran DT. Y además, acabamos de lanzar recientemente el código QR para poder hacer transferencias a alguien que no está entre los contactos en forma instantánea, gratuita y sin límites.

 

¿Qué perfil tienen los usuarios?

Alrededor del 30% o 35% no están bancarizados y ésta es la primer tarjeta que tienen, mientras que el 65% restante usaba tarjetas antes pero las dejaron por los cargos que les cobraban. Por otra parte, más del 70% de los usuarios es menor de 30 años: es la generación del 2001 que creció sin mucha confianza en el sistema bancario y le atraen las soluciones tecnológicas que no pasan por las entidades tradicionales.

 

Es alto el porcentaje de usuarios no bancarizados…

Sí, el problema en Argentina es que tenemos 50% de la gente que nunca tuvo una cuenta bancaria ni transaccionó con una tarjeta, y nosotros queremos cambiar ese paradigma. Sin embargo, el problema de falta de bancarización no es sólo de Argentina sino de la región, por eso creemos que este proyecto a mediano plazo será regional.

 

¿Qué planes de expansión tienen?

Vamos a ofrecer en algún momento la posibilidad de pagar todos los servicios. Nuestro objetivo es que para mitad del año que viene el usuario no necesite un banco para usar otros servicios financieros. Y nuestras perspectivas de crecimiento para esto son buenas, ya que emitimos más de 1.000 tarjetas por día: hace menos de 200 días que lanzamos y ya tenemos más de 200.000 tarjetas.

 

¿Apuntan a ofrecer servicios similares a los bancos?

No queremos ser banco, ya que creemos que el futuro de la inclusión financiera no pasa por las instituciones tradicionales sino por los “neobancos”, es decir entidades que no necesitan ser bancos para proveer servicios financieros. Pero tampoco podríamos ser banco si quisiéramos porque estamos regulados como un emisor de tarjetas, con lo cual no podemos prestar nuestros depósitos.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *