Las importaciones crecieron 4 veces más que las exportaciones y el rojo superó los US$ 930 M

El dato positivo es que, en el segundo semestre, la balanza podría equilibrarse por la suba del tipo de cambio según los analistas

Las importaciones crecieron 4 veces más que las exportaciones y el rojo superó los US$ 930 M

 

Tras los datos alentadores de marzo, volvieron las preocupaciones en el comercio exterior. Y sobran los motivos. Las exportaciones crecieron poco (6,2%), las importaciones volaron (22,7%) y el déficit comercial volvió a zonas riesgosas (US$ 938 millones). En términos absolutos, las exportaciones fueron de US$ 5.164 millones y las importaciones llegaron a US$ 6.102 millones.

 

¿Cómo viene el acumulado? Incluyendo el mes pasado, las exportaciones fueron de US$ 19.574 millones (+11,1%); las importaciones resultaron de US$ 22.994 millones (+21,6%) y el rojo comercial trepó hasta US$ 3.420 millones (había sido de US$ 1.290 millones en igual periodo de 2017), es decir, subió 165%. Conclusión rápida: más allá de cierto dinamismo exportador (que hubiera sido mayor sin la sequía), las importaciones siguen creciendo muy por encima y el rojo comercial escala. En rigor, los economistas privados creen que el rojo puede superar los US$ 10.000 millones en 2018.

 

Los análisis

 

“En abril, fue llamativa la merma en las ventas externas de productos primarios (-13,3%) en lo que venía siendo un buen inicio del año. Esto se explica principalmente por el derrumbe de las exportaciones de semillas oleaginosas (soja en grano), que cayeron 68%. En cambio, fue un buen mes para la exportación de pescados y mariscos (+23,25), por encima de lo que fue el primer trimestre, y se expandieron las ventas de cereales (+5,8%), aunque empiezan a desacelerar, en línea con lo que será un segundo semestre de retracción por la menor cosecha. Para el caso de las manufacturas agropecuarias, el efecto precio alcanzó para mitigar el bajón en las cantidades exportadas (+14,2% versus -8,4%), en un mes donde repuntaron levemente los valores exportados de pellets de soja (si bien el agregado de cuatro meses sigue 3,9% abajo) y donde grasas y aceites tuvieron un mes ‘menos malo’”, explican desde Abeceb.

 

Las importaciones crecieron 4 veces más que las exportaciones y el rojo superó los US$ 930 M

 

Párrafo aparte para las manufacturas industriales (+17,4% interanual), dice Abeceb, “que quiebran la retórica general, ya que suben más las cantidades que los precios (+10,1 versus 6,7%)”. Allí, vehículos de transporte terrestre confirman la tendencia (+23,9) mientras que “volaron” las exportaciones de piedras y metales preciosos (+63%), y ya casi son la mitad de las ventas de automóviles.

 

“Productos químicos fueron una gran decepción, cortando la racha alcista del primer trimestre (-1,7% en abril contra el 18,8% que venía acumulando)”, agregan y dicen, por último, que “las ventas de combustible se expandieron al 91% por efecto petróleo crudo (subió +220% ya que no tuvieron prácticamente ventas en abril 2017) y carburantes (con mayor incidencia del rubro) subió 37%”.

 

Los partidos

 

“Viendo los principales intercambios bilaterales observamos que las exportaciones a Brasil subieron 20,8%, parecido a lo que fue el primer trimestre (24,1%) mientras las importaciones subieron apenas por encima (+21,4%), elevando un poco el acumulado del 2018. El rojo fue así de US$ 782 millones, 22% por encima del déficit de mismo mes de 2017. Las ventas a China, en cambio, cortaron la buena dinámica del primer trimestre (+23%) con un recorte de 32% abril contra abril. Se explica fundamentalmente por la baja en las exportaciones de soja en grano, compensada solo parcialmente con los envíos de carne que vienen creciendo en el acumulado del año. Las importaciones de este país siguieron subiendo fuerte (+40,6%) con lo que el rojo bilateral de abril dobló lo que fue el de mismo mes de 2017, pasando de US$ 381 a US$ 822 millones El intercambio con Estados Unidos viene contrayéndose: las exportaciones cayeron 6,5%, recortando a 14,2% de suba en lo que va del año. Las importaciones se contrajeron también 10,3% y en cuatro meses están 2,9% por debajo de igual periodo de 2017. El déficit mensual fue así menor al del año pasado (US$ 217 millones contra US$ 258 millones)”, concluyen desde Abeceb.

 

¿Cómo sigue?

 

“Evidentemente, el salto del tipo de cambio real alterará el tablero del intercambio comercial argentino en el segundo semestre del 2018. Sumado a lo que ya se descuenta será un menor de nivel de actividad, las importaciones difícilmente sostengan la fuerte dinámica de los primeros cuatro meses. En tanto, la depreciación del precio puede ayudar al sector exportador, particularmente a las manufacturas industriales. Esto nos hace esperar un rojo que, aunque por encima de los más de US$ 8.000 millones del 2017, será inferior a lo que anticipábamos al comenzar el año”, palpitan desde Abeceb. En concreto, lo ven oscilando entre US$ 9.000 y US$ 10.000 millones.

 

Las importaciones crecieron 4 veces más que las exportaciones y el rojo superó los US$ 930 M

 

Opinan parecido desde LCG. “De mantenerse la mejora del TCRM, permitirá cierto reequilibrio del déficit comercial. Probablemente en el corto plazo prime el efecto contractivo más que una mejora inmediata sobre las exportaciones.  Si el Gobierno no logra sostener la ganancia de competitividad reciente, difícilmente el efecto se traslade a un significativo aumento de las exportaciones. El efecto inmediato se asocia más a una mejora en la rentabilidad de las exportaciones ya existentes que a un aumento significativo en las cantidades exportadas o la aparición de nuevos exportadores.  En cambio, lo más probable es el déficit se reduzca vía caída de las importaciones. Y no solo mediante reducción del consumo de las familias (baja en bienes de consumo y automóviles) sino también por menor actividad de las empresas, que además de verse afectadas por el encaramiento de insumos importados y bienes de capital, dadas las muy elevadas tasas de interés, encontrarán mayores dificultades para su operatoria (reduciendo aún más las importaciones)”, dicen.

 

Las importaciones crecieron 4 veces más que las exportaciones y el rojo superó los US$ 930 M

 

En una línea similar se ubicaron en Ecolatina. “Producto de los movimientos en el tipo de cambio de la primera mitad de mayo, esperamos que el rojo comercial no se profundice en 2018. Según nuestras proyecciones, el mismo rondaría US$ 8.200 millones (-1,4% del PIB) en el acumulado anual. No obstante, motivado por el retroceso observado en el primer cuatrimestre, en el acumulado mayo-diciembre el déficit pasaría de US$ 7.200 millones en 2017 a US$ 4.700 millones en 2018 (reducción de 35%)”, sostienen.

 

Te puede interesar

One Comment

  • Jorge dice:

    El gobierno debería cerrar la importación de productos que no son esenciales para el país y/o que se producen en el pais. No vamos a salir nunca siendo un país libre comercialmente cuando no es un país competitivo ya que cada vez tiene menos productos para vender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *