Previsible: UPCN rechazó oferta oficial de 12%

Tras la primera reunión paritaria, el secretario general de UPCN comunicó su rechazo al ofrecimiento oficial y abrió las puertas a un posible conflicto

 

La segunda tanda de paritarias llega con más conflicto que la primera y anticipa las disputas por la reapertura de los acuerdos, pautada para septiembre. Tal como lo publicó El Economista, el trasfondo es el fuerte retroceso del poder adquisitivo en 2018 que se daría si los convenios al 15% siguen vigentes, algo en lo que coinciden el grueso de los analistas. En el Estado, ese escenario se suma a la profundización del ajuste en el gasto público anunciada por el Gobierno tras activar las negociaciones con el FMI en plena crisis cambiaria.

 

¿El resultado? El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, a cargo de diseñar la pauta para los estatales, sostuvo ayer su oferta de aumento del 12% y sin cláusula de revisión, una propuesta que podría arrastrar a una medida de fuerza a Andrés Rodríguez, uno de los sindicalistas más alineados con el Ejecutivo. Tras la primera reunión paritaria, el secretario general de UPCN comunicó su rechazo al ofrecimiento oficial y abrió las puertas a un posible conflicto.

 

La propuesta es difícil de firmar, incluso para un sindicato que no realizó ningún paro nacional desde que asumió Mauricio Macri (en contraste con las más de diez huelgas que hizo ATE, de Hugo Godoy, el gremio que le disputa la representación de los empleados públicos) y que se las ingenia para quedar siempre en la vereda oficialista. 12% en tres cuotas para salarios de hasta $30.000 y una suma fija de $4.500 para sueldos de entre $30.000 y $100.000 sin cláusula de revisión, plantearon los funcionarios en la mesa de negociación. Mientras tanto, las consultoras privadas ya hablan, prácticamente en forma unánime, de una inflación para este año de entre 25% y 30%.

 

“Declaramos nuestro profundo rechazo”, manifestó UPCN en un comunicado por considerar la oferta “a todas luces insuficiente e incompleta”. “No sólo por el porcentaje”, aclaró la entidad gremial, sino además porque no contempla la culminación del proceso de pase a planta permanente de los trabajadores que ya concursaron los cargos ni da “garantías para el cese de despidos” en el Estado (que en el primer bimestre superó los 15.000 puestos, según los datos de la cartera laboral). Así, los conducidos por Rodríguez se declararon en “estado de alerta y movilización” y advirtieron que, si el Gobierno no cambia su postura, tomarán “las medidas de acción directa que las circunstancias requieran”. La próxima reunión será el martes de la semana que viene. En la cartera laboral confían en que, pese a las declaraciones públicas, el conflicto no pasará a mayores y que podrán cerrar un número acorde a la estrategia oficial de ajuste.

 

Calienta motores

 

Pero la negociación con los estatales no será la única ni la más complicada para el Gobierno. Ayer, Hugo Moyano ratificó que pedirá 27% de aumento salarial y repitió las advertencias de su hijo mayor, Pablo, sobre la posibilidad de lanzar un paro.

 

En un discurso de fuerte confrontación con el Ejecutivo (ver en página 6), dejó en claro que busca romper el molde paritario y marcar la tónica del conflicto gremial durante la segunda parte del año.

 

Hasta el momento, sólo los aceiteros (19%), los metalúrgicos de la UOM (18,5%) y un puñado de gremios provinciales lograron romper el techo del 15% en los convenios sellados este año.

Te puede interesar

One Comment

  • Marc dice:

    El dehonor de ser estatal en un gobierno neoliberal es muy fuerte. Ya no solo por conservar o no el puesto labora, sino por paritarias ridículas, con un gremio que no lucha por sus intereses. Será un destino marcado seguir perdiendo puntos adquisitivos de nuestros ingresos, cuando 2017 casi se empardaba la cosa.
    ¿Cómo se compatibiliza productividad laboral con una alta volatilidad en la estabilidad laboral?…Es lo incompresible de este gobierno que se jacta del empleo de calidad, nada más lejano en este contexto….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *