El peronismo mira de reojo el mal paso del Gobierno

“Hay 2019” es el lema de varios de los últimos encuentros peronistas (y hoy encuentra más fuerza)

 

“Hay 2019”. Ese fue el lema alrededor del cual se hicieron varios de los encuentros del peronismo durante el último mes y medio. A pesar del revés electoral de medio término y la intervención del Partido Justicialista por parte de la Justicia. Luego de la crisis cambiaria, la disparada del dólar y las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el peronismo en sus distintas vertientes ve más posible ese lema. No dan por abatido a Cambiemos, pero sí consideran que algo significativo cambió en las últimas semanas en el panorama político. Que oxigena las posibilidades del espacio, aunque persista la fragmentación y la disputa por el liderazgo.

 

Desde el kirchnerismo consideran que este momento de crisis del Gobierno valida las tesis que sostenían sobre la gestión de Cambiemos. En particular, que su política económica es insustentable en el tiempo y que, más tarde o más temprano, se generarán oportunidades para ganar terreno en la consideración pública. Los reclamos por tarifas mantuvieron activo al sector. Lo mismo que los cuestionamientos al FMI, reivindicando el pago por adelantado de Néstor Kirchner en 2006. “Se terminó el mundo de fantasía, se terminó la novela que nos quisieron comunicar. Les venimos advirtiendo hace mucho tiempo que el rumbo económico adoptado nos iba a llevar a este lugar en el que estamos, pero no nos escucharon”, señaló ayer Fernando Espinoza, diputado nacional del Frente para la Victoria.

 

“Esta película ya la vi y siempre tuvo el mismo final”, señaló, en tanto, su par José Luis Gioja, desplazado por la Justicia de la titularidad del Partido Justicia lista tras una intervención. “Es una película que la vi en blanco y negro, la vi en color y ahora en 3D. Ya conozco el final de las dos primeras y este será el mismo. No sirven las políticas de ajustes, nunca dieron resultados y mucho menos en este país”, agregó el ex gobernador de San Juan, en el mismo sentido. Además, señaló que “ésta es una oportunidad que tenemos los peronistas de armar un gran frente opositor para terminar con este gobierno de Mauricio Macri el 10 de diciembre en las urnas, ni un día antes ni un día después”.

 

Desde el peronismo más moderado o acuerdista con el Gobierno también miran de reojo y evalúan cuánto cambió o puede cambiar el escenario. Como posibilidad para reposicionarse y ofrecer una alternativa “racional” a la crisis y, también, ante la chance de que una crisis más grave de la gestión pueda complicarlos. El martes, luego del anuncio del presidente Mauricio Macri, los referentes en el Senado y en Diputados de los bloques Argentina Federal, del Frente Renovador y el randazzismo resolvieron no realizar el encuentro, que iba a ser la continuidad del debate que comenzó el mes pasado en Gualeguaychú y siguió en Córdoba. La confluencia conseguida entre estos sectores para avanzar en el proyecto que frene el aumento de tarifas los envalentonó. Y, a su vez, los volvió a colocar en el centro de las negociaciones necesarias de Cambiemos para avanzar con algunos proyectos, detener arremetidas de los sectores más críticos y ofrecer acuerdos parlamentarios, en momentos en que el oficialismo no parece tener todas consigo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *