La PBA lanzó un programa para mejorar la “empleabilidad” de la juventud

El gobierno bonaerense presentó el plan Futuro Bonaerense, que plantea la “formación y capacitación continua” para unos 60.000 jóvenes al año

 

El Gobierno bonaerense lanzó hoy el programa Futuro Bonaerense, destinado a “mejorar las condiciones de empleabilidad” de unos 60.000 jóvenes por año de entre 18 y 29 años. La iniciativa plantea la “formación y capacitación continua”, en sintonía con el proyecto de reforma laboral que presentó el Ejecutivo nacional en el Congreso.

 

Según estadísticas del Ministerio de Trabajo bonaerense, en la PBA viven 2,7 millones de jóvenes de esa franja etaria, de los cuales el 20,6% (358.000) son desocupados y el 10,8% (158.000) son subocupados. A partir de esos datos, el programa se propone “formar y emplear para construir el proyecto de vida de los jóvenes, desarrollar el factor de cohesión que contribuya a la paz social, aumentar la productividad y competitividad laboral, y concienciar sobre los cambios tecnológicos que demanda el nuevo mundo del trabajo”.

 

Para ejecutar el plan, el Gobierno creará el Instituto de formación Laboral, que se encargará del seguimiento y control de los centros de formación laboral. Estos centros abrirán una nueva nómina de cursos de formación laboral, darán certificación de competencias, seguimiento de trayectorias formativas y entrenamientos para el trabajo en actividades dinámicas.

 

 

“Con este programa, buscamos dejar una huella que se pueda continuar en el futuro, independientemente de las banderías políticas”, dijo el ministro de Trabajo de la provincia, Marcelo Villegas, durante la presentación de la iniciativa en la Legislatura. Y agregó: “Apuntamos a formar entre 50.000 y 60.000 chicos por año para que ingresen al mercado, en una gama de 320 rubros laborales. Las actividades a explotar son las energías renovables, agroalimentos, metalmecánica, turismo, software y construcción”.

 

Según Villegas, “el avance que presenta hoy el mundo destruye miles de empleos minuto a minuto; ese avance desecha el trabajo repetitivo, mano de obra intensiva, que requiere poco pensamiento y planificación; y demanda cada vez más trabajo cognitivo que requiere más pensamiento y menos manualidad; ese es el desafío que nos plantea el mundo hoy”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *