Moody’s, pesimista, dice que existen riesgos de empeorar

“Argentina ha sido el país más golpeado en la última ola de ventas en los mercados emergentes”, dijo la calificadora

 

La agencia de calificación Moody’s Investors Service publicó un informe en el cual destaca los riesgos que existen debido al contexto externo. Claro que, si bien eso golpea a todos, hay dos casos emblemáticos que la agencia se encargó de destacar: Turquía y Argentina. No es la primera vez que se nombran a ambos países como los más afectados por el cambio de clima global. Ambos tienen inflación de dos dígitos, pobre crecimiento, sus monedas se devaluaron más que el resto y tienen tasas de interés muy elevadas. “Argentina y Turquía hasta ahora han tenido peores resultados que otros mercados emergentes. La venta masiva ha sido bastante fuerte, pero todavía no hay signos de un evento de contagio más amplio”, acota la agencia.

 

Más allá de las comparaciones, la calificadora habló específicamente sobre la Argentina y no fueron buenas noticias. Redujo los pronósticos de crecimiento para este año y el próximo, prevé más inflación, y alertó sobre el peso de la deuda en dólares y el impacto de la devaluación del peso.

 

“Argentina ha sido el paísmás golpeado en la última ola de ventas en los mercados emergentes. Una gran dependencia del endeudamiento externo en moneda extranjera, con una deuda externa en torno al 36,5% del PIB, un creciente déficit en cuenta corriente y una tasa de inflación de dos dígitos cercana al 25% hacen que Argentina sea extremadamente vulnerable a los cambios en el sentimiento de los inversores internacionales”, afirma Moody’s.

 

Dice que el peso se ha depreciado en 15% en términos efectivos desde el 25 de abril. Para frenar las salidas de capitales, el BCRA aumentó la tasa de interés al 40% el 5 de mayo desde el 27.25% en el final de marzo. “El Gobierno ha respondido con medidas para reducir el gasto de inversión pública y ha abierto discusiones con el FMI para un acuerdo de stand by. En conjunto, estas medidas pesarán sobre el crecimiento económico”, advierte.

 

“En Argentina, sin embargo, una política monetaria significativamente más estricta para estabilizar la moneda ha nublado las perspectivas de crecimiento a corto plazo”, agrega.

 

Por eso, la agencia revisó su pronóstico de crecimiento para Argentina a 1,5% en 2018 y 2,5% en 2019, por debajo de las expectativas previas que hablaban de 3% y 3,5%, respectivamente. Con respecto a la marcha de los precios, Moody’s cree que el IPC cerrará este año en 27% y en 20% para el 2019.

 

“Hay riesgos de que el pronóstico empeore dados los persistentes desequilibrios internos y externos. En particular, la presión de una mayor depreciación nominal se mantendrá mientras la tasa de inflación se mantenga elevada. La depreciación a su vez aumentará la carga de divisas de la deuda”, subraya.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *