El modelo necesita un service (político)

El camino ideado por Cambiemos hacia las elecciones de 2019 se nubló y el modelo (político) necesita entrar a boxes

 

Hasta hace un mes, la mayoría de los analistas descontaban que el oficialismo ganaría las elecciones de 2019. Los argumentos para justificar ese pronóstico eran simples: un comportamiento razonable de la economía y la fragmentación de la oposición .

 

Pero uno de esos supuestos quedó amenazado por la corrida cambiaria. Antes de ella, se suponía que en 2018 la inflación se ubicaría en 20% y el crecimiento, en 3%. Ahora, la mayoría de los analistas proyectan que la inflación será bastante parecida a la del año pasado y el crecimiento, menor. El Gobierno puso en marcha medidas para frenar la corrida cambiaria y apuesta a que la economía recupere dinamismo más adelante. La tensión en los mercados financieros dejó al descubierto desequilibrios económicos que el Gobierno intenta superar, pero también quedaron en evidencia falencias políticas. Estos son algunos de los desafíos que deberá enfrentar.

 

  • Ordenar la economía. Mauricio Macri estaba convencido de que los inversores vacilaban porque no tenían certezas sobre la fortaleza y continuidad del actual proceso político. Pero el oficialismo ganó las elecciones legislativas en 2017 y apuntaba a incrementar su poder en las de 2019. No obstante ello, se desencadenó la turbulencia de los mercados lo cual ratifica que no hay construcciones políticas formalmente sólidas que puedan resistir la presión de los desequilibrios económicos.

 

  • Recuperar confianza. El Gobierno tuvo dificultades en el frente menos esperado. Se suponía que dada su orientación ideológica, los antecedentes de sus funcionarios, su buena imagen en el exterior y el apoyo de los sectores económicos más fuertes, era indemne a una corrida cambiaria o un aumento de la percepción de riesgo. Pero sufrió ambos. Parecía impensable que un Gobierno de estas características tuviera que recurrir al cuestionado FMI para ganar credibilidad y necesitar que alguien de afuera se convierta en un avalista de sus políticas.

 

  • Fortalecer los equipos. En el oficialismo se sostenía que se contaba con un gran equipo económico pero a pesar de esa definición, no logró éxito en reducir la tasa de inflación que acumula tres meses consecutivos con un 2 adelante. Y no logró anticiparse a la turbulencia financiera desatada. Tampoco ayuda el manejo de su dinero que hacen los funcionarios del área económica que tienen ahorros fuera del país y en algún caso, habrían blanqueado. No son decisiones ilegales, pero sí irritantes para la población y se contradicen con el discurso oficial que intenta atraer inversiones al país.

 

  • Más coordinación Los últimos pasos de la política económica mostraron falta de coordinación. Hasta el 28 de diciembre se iba en una dirección, luego por unas semanas se marchó en sentido contrario para luego volver al esquema previo. La estrategia en materia cambiaria es particularmente errática mientras que la política de adecuación tarifaria, si bien necesaria, es incompatible con la meta de inflación de 15%.

 

  • Funcionamiento de Cambiemos. El cuestionamiento que le hicieron la UCR y Elisa Carrió a algunos aspectos de la política tarifaria fue un argumento aprovechado por la oposición para criticar la estrategia oficial. Por lo tanto, Cambiemos debería institucionalizar su debates internos. Que algunos funcionarios le hayan pedido a Carrió que salga con un mensaje tranquilizador (no es el rubro en el que más se luce) también muestra cierta confusión.

 

  • Recuperar a la clase media. La reforma jubilatoria, la suba de tasas y una inflación superior a la prevista afectaron a los sectores medios de la población que constituyen el núcleo de la coalición social que apoya a Cambiemos. En las últimas encuestas se observa un deterioro en el apoyo al Gobierno. Recuperarlo es clave para sostener las pretensiones electorales del oficialismo en 2019. Un dato favorable para el Gobierno en este contexto es que todavia tiene mucho tiempo para revertir la situación.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *