El mercado, optimista con ascenso a emergente

Los operadores del mercado bursátil y algunos funcionarios creen que el 20-J se conseguirá el esperado ascenso

 

Los operadores del mercado bursátil local son optimistas con que Argentina conseguirá el 20 de junio el tan esperado ascenso a la categoría de emergente.

 

“Yo creo que vamos a ascender”, señaló en ese sentido Ernesto Allaria, presidente de Bolsas y Mercados Argentinos (ByMA). Y en la misma línea se expresó el titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Marcos Ayerra, que aseguró que se hicieron todos los deberes para conseguir el ascenso y descartó que la suba del dólar pueda perjudicar la definición.

 

Según un informe de BullMarkert Brokers, Argentina cumplió con los siguientes requisitos más determinantes en varias áreas que exige MSCI para calificarnos de emergentes.

 

  • Apertura del mercado a inversores del exterior. Requerimiento para identificar el perfil de los inversores, no existencia de limitaciones a la propiedad de inversores externos, facilidad para evitar burocracia en límites de propiedad de inversores del exterior; e igualdad de derecho para los inversores extranjeros.

 

  • Facilidades en el flujo de capital. No existencia de limitaciones, y la posibilidad de acceder a un mercado cambiario sin restricciones.

 

  • Organización del mercado. Buen nivel de clearing y liquidación, custodia de valores, liquidez y préstamo de valores (ventas en corto).

 

En 2017, MSCI decidió mantener en revisión la reclasificación de Argentina como mercado emergente y anticipó que esta posibilidad iba a ser tratada este año “como parte de la revisión anual de calificación”.

 

Argentina se encuentra hoy en la categoría de mercado de frontera pese a que MSCI reconoció los cambios implementados por el país “desde diciembre de 2015, cuando el BCRA abolió las restricciones cambiarias y los controles de capital que habían estado en vigor en los últimos años”.

 

Los analistas proyectan que si Argentina entra al índice de mercados emergentes con 0,4% de participación, como figura en los papeles previos difundidos por MSCI, los ingresos de flujos a activos argentinos podían llegar a superar los US$ 1.000 millones.

 

En la reunión del MSCI del año pasado, también hecha el 20 de junio, se decidió ascender a mercado emergente a China mientras que Argentina y Arabia Saudita fueron postulados nuevamente para ser calificados como mercado emergente este año.

 

En una entrevista con El Economista, Leonardo Chialva estimó que Argentina tiene “80% de probabilidades de ingresar, pero la nueva debilidad política de Macri (por la eventual aprobación de la ley de tarifas) y la señales que vayan saliendo del Congreso en estas semanas serán claves”.

 

“MSCI pondera muchísimo la protección al capital extranjero para entrar y salir y el desarrollo de los instrumentos financieros disponibles. En ambos casos tuvimos avances respecto a 2017, como la remoción del artículo 20 (que permitía intervenir en los directorios de las empresas), la eliminación de la doble imposición de Ganancias en los fondos comunes, y el desarrollo de la securitización de hipotecas y otros instrumentos, como la factura conformada. El problema es el tema político: el año pasado la no irreversibilidad de los cambios nos condenó y ahora vuelve a haber ribetes de debilidad (por la eventual aprobación de la ley de tarifas)”, aseguró ante El Economista Gustavo Neffa (Research for Traders).

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *