El mapa de mercados para el trigo argentino

“China y el sudeste asiático están empezando a cambiar su dieta y eso para nosotros es fantástico”, según Enrique Erize

 

Mientras el dólar está en plena escalada y los integrantes del ámbito agropecuario, le explican a la diputada Elisa Carrió que los productores no son los que liquidan divisas, el consultor Enrique Erize en el Congreso “A Todo Trigo” compartió su mirada sobre lo que se viene en materia de comercialización del trigo y brindó recomendaciones para que el productor obtenga la mayor rentabilidad.

 

Luego de una crítica cosecha gruesa que quedará en la memoria de más de un productor, de acuerdo a los pronósticos de los especialistas las perspectivas para el mercado de trigo son alentadoras. Por un lado, la gran aspiradora mundial de granos que es China y el grupo de países que conforman el sudeste asiático, y por el otro, las proyecciones para el precio del cereal son firmes y los productores podrán obtener un buen margen de ganancias.

 

Las oportunidades

 

“En el Siglo XXI el poder hegemónico va a pasar a China, que no tiene forma de autoabastecerse de alimentos. Y allí, Argentina es un país privilegiado”, subrayó Erize, presidente de Nóvitas. Además de China, agregó: “Indonesia, Malasia, Tailandia, Filipinas y Bangladesh, están empezando a cambiar su dieta y sus hábitos de consumo, y eso para nosotros es fantástico. El mundo necesita cada vez más alimentos”.

 

Sin embargo, hay que estar atentos a los actores que aparecen del lado de la oferta, tal es el caso de Rusia como figura rutilante en el mercado agroexportador. En este sentido, Erize advirtió: “De cuarto o quinto exportador pasó a ser el primero en cuatro campañas, y lo mismo está pasando ahora con Ucrania”. Mientras tanto, Estados Unidos viene bajando sistemáticamente su área sembrada de trigo, lo que sumado a una pobre producción en su última campaña ayudó a que los precios del trigo argentino se fortalecieran.

 

Vender o no vender

 

Nadie se quiere arriesgar. Ante la disyuntiva de qué decisión tomar, Erize aseguró que “no son tiempos para enyesarse. Es momento de ponerse las pilas y ser empresarios. Manejen las herramientas con información y criterio para obtener una rentabilidad más interesante”. A la hora de dejar algunas proyecciones para 2019, destacó que el panorama para el mercado de trigo es bueno, pero tampoco pudo asegurar que los precios se mantendrán a este nivel. “Es peligroso extrapolar la campaña pasada con la que se viene”, alertó.

 

A los números

 

Por su parte, Jesús Silveyra, subsecretario de Mercados del Ministerio de Agroindustria, junto a Erize, brindó un panorama especial sobre la producción y comercialización de trigo en Argentina. Al respecto, Silveyra compartió las estimaciones de la cartera agroindustrial para la campaña 2017/18, que con un stock inicial de 1,7 millones de toneladas (mill/tn) de trigo y una producción de 18,5 mill/tn, proyecta una oferta de 20,2 mill/tn de trigo. De esta manera, Argentina podría exportar 12 mill/tn. “Según estos números, habría 7 mill/tn sin vender. Si suponemos que Brasil entraría a la nueva cosecha con 500 mil toneladas por mes y la industria necesita comprarnos 2,6 mill/ tn, habría trigo suficiente”, analizó Silveyra. Hacia el final, Erize recomendó a los productores: “Este año no hay que estar preocupados, sino ocupados. Lo peor que se puede hacer es no hacer nada”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *