Los mercados globales al ritmo de la situación política de Italia

Con el foco de la inestabilidad colocado en Italia, los inversores mundiales buscan refugio

 

Por Luis Varela 

 

En otra jornada financiera global muy difícil, los inversores de aquí, allá y todas partes dieron ayer otro paso hacia lo que se considera seguridad, saliendo de los valores que se consideran con mayor riesgo y buscando refugio esencialmente en el dólar y los bonos de Estados Unidos en Occidente y en el yen y los bonos japoneses en Oriente.

 

Así como el lunes el factor desencadenante elegido por el temor fue lo ocurrido en el mercado brasileño, ayer el foco de la preocupación estuvo en Italia, en las dificultades por la formación de nuevo Gobierno y por el temor que, tal como se viene diciendo en Grecia y Portugal, los italianos también pueden llegar a pedir un referéndum para ver si continúan con el corset del euro que comandan esencialmente Alemania y Francia.

 

Por eso, el dólar volvió a subir ayer contra casi todas las monedas del mundo, salvo contra el yen, que estuvo algo más firme que el billete estadounidense. En Brasil el billete ayer estuvo quieto, en el tope desde 2016 alcanzado el lunes, pero hubo firmes aumentos en México, Chile y contra el euro. Tanto que en lo que va de esta semana el dólar sube 2,5% en Brasil, 1,1% contra el euro y 1% contra el chileno.

 

En Argentina la tensión cambiaria subió otro escalón. El dólar oficial subió ayer 21 centavos hasta $25,46 y el blue cerró sin cambios en $ 25,85, luego de haberse negociado arriba de los $ 26 durante casi todo el día. Y el dólar mayorista subió 13 centavos, hasta $ 24,84, cada vez más cerca del techo que busca imponer el Banco Central.

 

Como viene ocurriendo desde hace dos semanas, el BCRA sale en la apertura de cada jornada a ofrecer US$ 5.000 millones a $ 25 pesos, para evitar que el billete siga subiendo. Pero día a día todos los precios del dólar se van afirmando. El minorista y el blue ya están por encima de ese nivel y el mayorista ya está muy cerca.

 

Y lo inquietante del caso es que ayer, para evitar que el billete superara ese cepo, el Banco Central perdió otra importante cantidad de reservas.

 

Según informó Reconquista 266 oficialmente, ayer se perdieron US$ 1.014 millones y las reservas fueron al menor nivel de los últimos ocho meses. Así, desde el pico de enero de este año (logrado por varios endeudamientos que realizó el organismo para tener más espaldas frente a la corrida), el BCRA ya pierde el 27% de las reservas que había.

 

La tensión generada el lunes por Brasil y el martes por Italia provocaron una venta importante de bonos de muchos países que supuestamente son más riesgosos. Los bonos italianos sufrieron el peor día en más de 25 años. Esta corriente también está castigando a otros títulos como los brasileños, los bonos de Grecia y de Portugal.

 

Los inversores que salen de esos papeles compran bonos de Estados Unidos, de Suiza y de Japón. Por eso, los valores contado de esos papeles mejoraron de manera ostensible y sus tasas a vencimiento bajaron de manera proporcional.

 

La tasa a 10 años del bono norteamericano, que hace dos semanas cotizaba al 3,05% anual, ayer cayó hasta el 2,78%, completamente fuera de todo pronóstico, ya que los analistas vienen afirmando que los intereses de esos valores subirán hasta la zona del 4% anual antes de fin de año. Y, de igual modo, los precios contado de los bonos de Suiza y Japón volaron, tanto que la tasa a 10 años de Suiza pasó a ser ayer negativa del 0,18% y la tasa de Japón achicó hasta el 0,02%.

 

En ese contexto, mientras el presidente Macri está centrado en lograr un acuerdo por las tarifas, y un paso adelante en la negociación con el FMI, los bonos argentinos también perdieron valor. Ayer, con doble volumen negociado, los bonos locales perdieron 0,6% promedio. El 70% de lo operado en bonos se transó en cinco títulos. Y en los extremos hubo un salto del 8,6% para el bono L2DA9 y subas del 1% al 4% para los bonos PMJ21, BD2C9, LTDJ8, L2DO8, TVPA, PBY22, BDC19 y AA25. Y un derrumbe del 21% para el bono I15GC, del 9% para el bono CUAP y bajas del 1,5% AL 6% para los bonos BDC28, PF23D, TVPY, AA37C, AC17D, A2E7D, PARYD, A2E7C, PARAD Y PARY.

 

Frente a todo este movimiento de gran inestabilidad, las Bolsas del mundo fueron afectadas y hubo bajas del 0,3% al 2% en casi todos los mercados. En el exterior hubo una baja del 0,5% al 1,6% en los índices de la Bolsa de Nueva York, (con caídas del 5% al 6% para Itaú, Morgan Stanley, Petrobras, Mercado Libre y Metlife), mientras que la Bolsa de San Pablo logró recuperar 1% (porque Temer logró un acuerdo con los camioneros) y la de México cedió 0,5%.

 

En la Bolsa de Buenos Aires hubo más negocios ($ 957 millones), y los precios volvieron a apuntar hacia abajo, con otra baja del 1,1% para el Merval. El 70% de lo operado se hizo en nueve papeles y los más negociados fueron Petrobras Brasil, que reunió el 21% de las transacciones, en tanto que Galicia e YPF tuvieron el 11% cada una.

 

Así, en los extremos hubo subas del 3% al 10% para TGLT, Petrobras Brasil, Caputo, Loma Negra, Introductora, YPF, Telecom y Ledesma. Con caídas del 4% al 9% para Edesal, Agrometal, Santander, Camuzzi, Mirgor, TGN, Phoenis, Santander Río, Ferrum, Edenor, Semino, Cuyana, Colorín, Boldt, Consultatio, Francés, Transener e Hipotecario.

 

Entre los ADR argentinos hubo una caídas del 3% al 6,8% para Pampa E, Francés, Galicia, Macro, TGS, Ternium, Edenor, Cresud e IRSA I.

 

Varios operadores empezaron a afirmar que si Macri logra avanzar con el tema tarifas y con el FMI, es posible que los precios que tienen ahora tanto los bonos y las acciones pueden seguir bajando, pero ya empiezan a estar en zona de acumulación, con acceso posible para quienes puedan comprar y sentarse a esperar.

 

En las commodities los precios estuvieron más equilibrados. Hubo un repunte del 0,5% para el barril de petróleo: volvió a US$ 66,80. Los metales preciosos estuvieron mixtos: el oro subió 0,2% y la onza de plata bajó 0,3%. Los metales básicos también estuvieron cambiantes: el níquel subió 0,8%, el aluminio mejoró 0,4% y el cobre bajó 0,4%. Los granos cerraron mixtos en Chicago: el trigo subió 0,3%, pero la soja achicó 0,1% y el maíz declinó 0,2%. Y hubo un repunte del 3,3% para el bitcoin y otras criptomonedas, con atención en el sector porque se está por bifurcar la cotización del ethereum.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *