El Gobierno logró la foto pero con apoyos parciales

Los gobernadores pasaron por Casa Rosada en encuentros tensos con el Ejecutivo: tarifas, FMI y obras públicas en la mesa de discusión

 

Cinco gobernadores fueron recibidos ayer al mediodía por el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada. Al Presidente lo acompañaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio. El objetivo fue el de trasladar a la esfera política, donde el Gobierno parece tener mayores márgenes, los inconvenientes crecientes que genera la crisis financiera para conseguir apoyos y, sobre todo, la foto que certificara ese respaldo. Los gobernadores, a su vez, transmitieron las inquietudes que traían de sus administraciones. No sólo por la situación financiera, sino también por el stand by del FMI y el ajuste (posible) de las obras públicas en sus distritos.

Participaron los peronistas Juan Schiaretti (Córdoba), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco), Juan Manzur (Tucumán) y Sergio Uñac (San Juan), en orden descendiente de proximidad con el Gobierno. También Más tarde, también estuvieron reunidos con Macri, el santiagueño Gerardo Zamora y el misionero Hugo Passalacqua.

 

Hubo otros invitados. Por diversos motivos se ausentaron. Y otros a los que no les llegó el llamado oficial y respondieron con críticas. A la salida, el Ejecutivo expresó conformidad y aseguró haber recibido “un compromiso muy firme de apoyo” y ratificó “que estamos todos en el mismo barco y que todos tenemos que tirar para el mismo lado”. No está claro que los gobernadores piensen del mismo modo, porque se negaron a hablar con la prensa. Y hasta alguno hubiese preferido no realizar la foto.

 

La cita tenía entre sus objetivos fortalecer el diálogo entre el Presidente y los gobernadores. De todos modos, los resultados no fueron los esperados. Del lado del Gobierno, porque los mandatarios le dijeron que nada podían hacer ante el avance del proyecto tarifario que promueve el peronismo en el Congreso (que ya superó la prueba de Diputados). La cita tampoco fue productiva para los gobernadores, porque les dijeron que ellos deberían asumir más compromiso (fiscal) para continuar con obras pautadas. El Gobierno también había invitado a Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y a Juan Manuel Urtubey (Salta). La primera no asistió porque está con gripe mientras que el segundo acusó licencia por paternidad, tras el nacimiento de su beba el último martes.

 

El que no fue invitado es el socialista Miguel Lifschitz (Santa Fe). En su entorno respondieron que convocaron únicamente a los que no critican y tienen menos poder de libertad, por el rechazo que Lifschitz expresó tras el principio de acuerdo con el FMI y por la deuda que Nación arrastra con Santa Fe.

 

Pero Frigerio anticipó que los encuentros con gobernadores continuarán en los próximos días, tanto por separado como en grupo. En la reunión, según Frigerio, Macri le expresó a los gobernadores que “la idea del crédito que estamos pidiendo al organismo multilateral es para generar la confianza en el mercado para que no se corte ese financiamiento”. El ministro señaló también que se acordó trabajar juntos “en la elaboración de un Presupuesto para 2019 que tenga en cuenta las restricciones de Argentina y la necesidad de sostener este camino gradual hacia el equilibrio de las cuentas públicas”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *