El Gobierno consigue el respaldo de la oposición moderada

Macri recibió a diez senadores opositores que firmaron un documento de apoyo y los gobernadores PJ cancelaron encuentro

 

Hace unos días, el analista político Rosendo Fraga aseguraba que en esta delicada situación financiera, hacía falta una red de contención política. Y destacaba, a su vez, la aprobación en Diputados, el pasado miércoles, de la Ley de Financiamiento Productivo (Mercado de Capitales) con respaldo del peronismo. El presidente Mauricio Macri pudo haber tomado nota, porque ayer continuó sumando fotos a la galería de apoyos entre la oposición moderada. Y además recibió la noticia que los gobernadores PJ habían levantado la reunión que planeaban mantener hoy en la Casa de Entre Ríos. Son distintos gestos que el Gobierno toma como positivos mientras negocia un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) e intenta detener la escalada del dólar.

 

Dieciséis senadores compartieron un breve encuentro junto a Macri y funcionarios en el que acompañaron un documento en respaldo del Gobierno, en el que se sostiene que “el sistema político democrático argentino está comprometido con la defensa de la estabilidad financiera, sobre la base del crecimiento económico, el mantenimiento y la generación de fuentes de trabajo y la defensa de la producción nacional (…) Como demostración de nuestra responsabilidad institucional, presidentes de diferentes bloques del Senado nos hemos reunido hoy con el Presidente para manifestarle nuestro compromiso y voluntad por defender los intereses de todos los argentinos”, agrega el comunicado.

 

De los senadores invitados, diez son de la oposición. Y con sólo una excepción, todos de perfil dialoguista que han acompañado con su voto los proyectos clave del oficialismo en el Senado. Participaron Miguel Angel Pichetto junto a otros dos senadores del bloque que lidera; tres del interbloque Federal que preside el salteño Juan Carlos Romero; Ada Iturrez de Capellini (Frente Cívico por Santiago), Gerardo Montenegro, también de Santiago del Estero y la misionera Maggie Solari. La excepción fue el puntano Adolfo Rodríguez Saá, opositor crítico, cuya firma aparece en el documento en conjunto, pero que se escondió en todas las fotos que trascendieron. No participó el neuquino Marcelo Fuentes, jefe del bloque FpV-PJ que integra la expresidenta Cristina Kirchner.

 

Por parte del Gobierno participaron, además de Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio; la vicepresidenta, Gabriela Michetti y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo. Tanto del oficialismo como de la oposición, negaron haber hablado sobre el proyecto de emergencia tarifaria que ya ingresó al Senado tras la aprobación en Diputados.

 

La Casa de Entre Ríos, en el centro porteño, iba a ser testigo hoy del primer encuentro del 2018 de los gobernadores peronistas, pero se canceló ayer para “evitar suspicacias y lecturas mal intencionadas un día tan crucial como el de mañana”, aseguró a El Economista un legislador cercano al gobernador que iba a oficiar de anfitrión, Gustavo Bordet, en referencia al vencimiento de las Lebac.

 

El Gobierno, que suele expresar enojo por el reunionismo, seguirá recibiendo en las próximas semanas –y de a uno– a los mandatarios del PJ. Será la forma de calmar la impaciencia en las provincias por los anuncios de un ajuste en la obra pública y mantener el diálogo entre las administraciones.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *