Día clave en Diputados con el debate por tarifas

La oposición avanzará para modificar el cuadro tarifario del Ejecutivo desde la comisión de Presupuesto y Hacienda

 

Por Mariano Espina

 

Retrotraer las tarifas de los servicios públicos a los valores de diciembre de 2017, actualización a la par con la variación salarial y una reducción del 50% del IVA. Es lo que dice el proyecto que el interbloque Argentina Federal y el Frente Renovador llevarán hoy a la comisión de Presupuesto y Hacienda y que buscarán debatir pronto en el recinto. Poner en discusión la política tarifaria del Gobierno, exponer la minoría que aún ostenta el oficialismo en el Congreso y propinarle una derrota política al Ejecutivo en meses complicados para la imagen de la gestión, será también el foco de un espacio opositor que ya se lanzó con miras a las elecciones de 2019.

 

El macrista Luciano Laspina cedió y convocó para hoy a las 14 a la comisión de Presupuesto y Hacienda para discutir un proyecto
que cuestiona la marcha económica de Cambiemos. Esa iniciativa ya tuvo despacho en dos comisiones pero requiere de las firmas de esta última para poder ir al recinto y ser tratado con mayoría simple, y no con dos tercios. El oficialismo no formará parte de la negociación, es más, desplegará distintas herramientas reglamentarias para intentar frenar la avanzada. Y también herramientas discursivas: otra vez todo el arco opositor –o una buena porción– se apoyará un proyecto, como sucedió en diciembre de 2016 cuando Sergio Massa, Axel Kicillof y Diego Bossio consensuaron modificaciones al impuesto a las Ganancias.

 

Esta vez, el proyecto que se discute fue redactado por Bossio y el massista Marco Lavagna. Y fue presentado el pasado jueves en
Córdoba como el primer trabajo en conjunto del Frente Renovador, el randazzismo y el peronismo federal que encabezan el gobernador Juan Manuel Urtubey (Salta) y el senador Miguel Angel Pichetto. Ese dictamen recibió firmas en disidencia del Frente
para la Victoria y del Movimiento Evita, entre otras expresiones peronistas que habitan en Diputados. Estos espacios proponen
alternativas aún más severas para el plan oficial, por lo que habrá que llegar a un punto en común que no será sencillo. Menos lo será sí la iniciativa aprueba el examen en la Cámara Baja y llega al Senado, donde necesitará de un acuerdo entre el bloque de Pichetto y el de Cristina Kirchner.

 

Estrategias

 

El escenario que imaginan los protagonistas es que hoy el debate en comisión culminará con la firma de dos dictámenes. El de mayoría se lo adjudicaría Cambiemos, y será en rechazo al proyecto opositor. Luego vendrá el dictamen del peronismo. Esto significa que, cuando el debate se traslade al recinto, el primer proyecto que será tratado será el de mayoría. La oposición supone que al oficialismo no le alcanzará con sus 110 bancas para llegar a la mayoría simple, por lo que después pasará a discutirse el proyecto del tandem Bossio-Lavagna, que, si reúne al arco opositor, marchará sin dificultades hacia la aprobación y hacia el Senado.

 

El mensaje del oficialismo se escuchó el último miércoles en la Cámara Alta y el vocero fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que dijo: “Estamos en contra de la idea de que el Parlamento sea el lugar donde se fije la política tarifaria”. Una alternativa del Gobierno es el proyecto que ya ingresó al Senado y que establece la reducción de impuestos provinciales y municipales en las boletas de servicios públicos y que podría discutirse junto al proyecto opositor una vez que reciba la aprobación en Diputados. Para Cambiemos, lograr un consenso entre ambos textos podría ser un escape posible para evitar el veto presidencial.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *