Por la devaluación y la corrida, un informe prevé una inflación entre 32% y 46%

El equipo de Fernanda Vallejos advierte sobre el posible impacto de la escalada del dólar y dice que hay una “manifiesta mala praxis del Banco Central”

 

A raíz de la fuerte devaluación del peso y la corrida cambiaria, la inflación de este año se ubicará entre el 32% y el 46% y los salarios, de no mediar una reapertura de las paritarias, perderán entre 10 y 19 puntos de su poder de compra. Ese es el escenario que proyecta, tras la escalada del dólar a $23, un informe elaborado por el equipo técnico de la diputada y economista Fernanda Vallejos (FpV-PJ).

 

“Si tenemos en cuenta que alrededor del 70% de la depreciación se convierte en inflación en el corto plazo (de 6 a 8 meses), un aumento del dólar entre diciembre y principios de mayo del 32% traerá un piso de inflación de 22,77%, superior a la meta del BCRA”, explica el trabajo.

 

Desde comienzo de año, el equipo económico del Gobierno insistió en reiteradas oportunidades que la inflación esperada para 2018 no superaría el 15%, pese a que distintas consultoras privadas, antes de la devaluación de esta semana, la situaban en un piso del 20%. Incluso el REM publicado esta tarde (pero que contiene datos recavados la semana pasada) ya habla de una inflación de $22.

 

Hoy, el dólar se transó en algunos bancos a $23,30 por unidad, mientras que el mayorista cerró en alza ubicándose en $23. El informe subraya que desde el inició de la corrida cambiaria, el tipo de cambio aumentó 8,52%, y las reservas cayeron de US$ 61.600 a US$ 56.144, con una pérdida de más de US$ 5.456 millones, mientras que, desde mediados de enero, la caída de reservas del BCRA fue de casi US$ 8.000 millones.

 

En este sentido, la diputada y economista Fernanda Vallejos dijo que “objetivamente tenemos que hablar de manifiesta mala praxis del Banco Central” y añadió que “en el terreno de lo sujbetivo, no podemos saber si hay algún objetivo del Gobierno detrás del caos cambiario que vivimos hace una semana o si sencillamente es la impericia lo que impera en el mejor equipo de los últimos 50 años”.

 

“Si la corrida continúa, el tipo de cambio podría llegar a los $27 en los que se operan los futuros del Rofex”, alertó el estudio

 

La devaluación abre varios frentes de conflicto. Por ejemplo, reflota la discusión por el incremento de las tarifas de servicios públicos, que se encuentran dolarizadas. “El aumento de las tarifas en dólares también generará un efecto inflacionario de alrededor de 50% por tipo de servicio, mientras que, ponderado por la participación de los servicios regulados en la canasta básica, genera un efecto inflacionario de 3,75 puntos adicionales de inflación”, precisa el trabajo.

 

En este mismo contexto, los gremios tendrán que renegociar los aumentos salariales que, en línea con las pautas inflacionarias del Ejecutivo, cerraron en torno al 15% para el año en curso. “En nuestra estimación (por cierto, conservadora), el empresario trasladará el 30% del aumento salarial. Ello significará un adicional inflacionario de 5,5%, por lo que la inflación total de 32,07%, sería el piso del cual partir para calcular la nueva inflación, En este contexto, el salario perdería 10,27% de su poder adquisitivo”, indica el informe.

 

Además, explica que “si la corrida continúa, el tipo de cambio podría llegar a los $27 en los que se operan los futuros del Rofex. En tal caso, el efecto inflacionario por el passthrough sería de 37,5%, y el total de inflación sería de 46,8%. En este caso, el poder adquisitivo de los trabajadores caerá 19,8% en promedio”, concluye.

 

Te puede interesar

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *