Deuda por mal uso de tarjetas supera los $110.000

Se deberían destinar más de cuatro meses de sueldo íntegro para pagar, sin contar necesidades básicas y sin que la deuda genere intereses

 

Según un estudio de la reparadora de crédito Resolvé tu Deuda, la deuda promedio de los argentinos por mal uso de tarjetas supera los $ 110.000. El ingreso promedio se encuentra cerca de los $ 25.000, lo que significa que se deberían destinar más de cuatro meses de sueldo íntegro (sin contar gastos en necesidades básicas y suponiendo que la deuda no genere intereses) al pago de deuda para salir del problema.

 

El director de la firma, Rodrigo Nadal, explicó que cerca del 80% de los deudores argentinos que se acercaron a solicitar asesoría financiera se encuentran en situación de sobreendeudamiento, es decir que adquirieron más compromisos financieros de los que en su momento podían pagar. Un indicador importante de que una persona se encuentra en sobreendeudamiento es que destine más del 30% de sus ingresos mensualmente al pago de deuda.

 

“La mala administración financiera está muy vinculada a un uso inadecuado del crédito. Eso pasa cuando un individuo ve sus tarjetas como un ingreso extra, elige la que le ofrece el banco sin investigar primero, maneja más plásticos de los que puede financiar o no tiene un presupuesto y comienza a pagar una tarjeta con otra. De esta manera sólo está desarrollando hábitos que lo dejan muy expuesto a un sobreendeudamiento”, agregó.

 

Según el estudio, el 60% de los deudores están solteros y más del 35% no tiene dependientes económicos. Esto se explica porque cuando las personas se casan o tienen hijos deciden emprender un proyecto común y comienzan a organizar de mejor manera su dinero para alcanzar sus proyectos futuros como cambiar el auto, comprar una casa o ahorrar para sus hijos. Es así como sólo el 27% de las personas casadas y entre el 20 y 25% de aquellos que tienen entre uno y dos dependientes económicos incurren en deudas.

 

El especialista personales explicó que “esta situación es mucho más común de lo que uno cree. Cuando las personas no tienen en cuenta sus ingresos al realizar diferentes compras pueden encontrarse con un monto mucho mayor de consumos del que pueden afrontar al ver su resumen de cuenta”.

 

Según detalló, del total de deudores que se acercaron a reparar su deuda, el 60% son hombres y la mayor cantidad tiene entre 30 y 39 años, seguidos por muy poco margen por aquellas personas en la franja de los 40 a los 49.

 

“Aunque la mayor cantidad de clientes con deudas se ubica entre los 30 y 49 años, hay personas que en sus veintes ya tienen este problema. Esto puede ser resultado de escasa educación sobre el manejo de las finanzas personales, lo que conlleva que, a una corta edad, lleguen a gastar más dinero del que ingresan”, sostuvo.

 

“Cuando las personas se encuentran en una situación de endeudamiento, una de las opciones es recurrir a una reparadora de crédito, nosotros creamos un programa de ahorro personalizado para cada cliente analizando sus ingresos y gastos. Además, brindamos asesoría que le permite al deudor realizar un balance de sus ingresos y así definir cuánto puede ahorrar por mes para cancelar sus deudas con descuento y sin recurrir a otro crédito o ayuda familiar”, explicó.

Te puede interesar

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *