Desinflación en suspenso: IPC de mayo tiene piso de 2%

Con un abril que será pico (2,5% o más) y un mayo en el que el dólar saltó y podría empezar a impactar, las consultoras corrigieron hacia el alza

 

Por Mariano Cúparo Ortiz 

 

Cuando hace algunas semanas se les preguntaba a los economistas qué iba a pasar con la inflación, parecía haber coincidencia. El dólar permanecería anclado hasta finalizar el primer semestre, las tarifas darían tregua a partir de mayo y, entonces, la inflación podría ir dando números menores a partir de mayo, tras un abril que daría uno de los incrementos más altos del 2018. Una parte de eso se cumpliría: abril será el mes más inflacionario y tendría un piso de 2,5%. La otra, sin embargo, no tanto: el dólar no permitiría que la inflación baje de 2% en mayo. Además, las consultoras están revisando las previsiones de inflación para fin de año: cada vez más cerca de los niveles de 2017. Algunos, incluso, por arriba.

 

Se sabe: en lo económico, como en todo lo social, el futuro es incertidumbre y, aunque los pronósticos preveían lo contrario, hubo corrida hacia el dólar y, a pesar de que el BCRA tiró algunos manotazos vía tasa e intervención, el tipo de cambio se depreció fuerte. Y dentro de lo previsible estuvo abril: las subas en precios regulados terminaron redondeando un mes que pinta para ser el de mayor variación del año.

 

Abril es pico

 

Desde Elypsis anunciaron que el IPC Nacional cerró el mes con una variación de 2,6% para la general. Es decir, que aceleró contra el 2,3% que le dio a la consultora de Eduardo Levy Yeyati en marzo. La buena vendría por el lado de la núcleo. Tras el sorprendente pico de 2,6% que dio la del Indec en marzo, para Elypsis desaceleró y cerró abril en 1,7%. Números similares relevó Orlando Ferreres, que observó una variación de 2,7% para el IPC el abril, con una núcleo en 1,7%.

 

Hasta ahí todo bien, pero la mala noticia es que esa desaceleración, por la dinámica que mostró el dólar en la última semana, no tendría posibilidades de mantenerse. El economista jefe de la consultora, Gabriel Zelpo, dijo a El Economista: “La buena noticia de abril es la desaceleración de la núcleo, que lamentablemente no vemos que se pueda sostener en el tiempo.  Va a ser difícil que desacelere la inflación en mayo, y de eso no hay ninguna duda. Las subas de regulados que faltan son menores. Ahora lo que hay que ver es la núcleo y seguirla de cerca para ver cómo le pega el dólar. Tan significativo no creo que sea la, pero va a costar. Estábamos esperando una núcleo en torno a 1,4% o 1,5% en mayo y junio y ahora va a estar más cerca de 1,8% o 2%. No es la muerte pero, sin dudas, molesta. Sobre todo teniendo en cuenta que hace varios meses que no baja”

 

 

A corregir al alza

 

Ayer, el BCRA publicó el REM de abril. Los más de cincuenta analistas que participan mes a mes dando sus visiones a futuro para varios indicadores, entre los que se destaca la esperada para la interanual de diciembre del IPC Nacional (la meta del Gobierno se enfoca en acertarle al 15% ahí), dieron sus respuestas hasta el 27 de abril. Es decir, contestaron sabiendo que el BCRA había vendido cerca de US$ 4.300 millones y que había subido la tasa de interés de política monetaria a 30,25%. Aun así el tipo de cambio había pegado un salto desde $ 20,47 a $ 20,88. Pero no sabían qué iba a saltar hasta los $ 23 a los que cerró ayer.

 

Zelpo le reconoció a El Economista que la consultora ya corrigió la inflación esperada para diciembre: exactamente ayer por la mañana tomaron la decisión de subirla a 23%. Es decir que estiman que cerrará 8 puntos por encima de la meta inflacionaria oficial. Hoy respondería distinto a las preguntas del REM que cerró la semana pasada, sin dudas. “Hoy por la mañana subimos a la esperada para el IPC Nacional interanual de diciembre a 23%. Como no se calma el dólar, consideramos que un punto más te suma”, afirmó.

 

En esa misma línea, el director de PxQ, Emmanuel Alvarez Agis, aseguró que la inflación esperada tanto para fin de año como para mayo deberá ser revisada al alza: “Diciembre internaual lo veo en 22,7%. Lo venimos subiendo porque nos sorprendieron algunos números. Lo vamos a seguir revisando y seguramente sea alza. Respecto a los precios de mayo hay poca incertidumbre porque todo el mercado los ve para arriba. La pregunta es en qué nivel”.

 

Infla, seguro

 

Y contó: “Hoy uno de mis clientes me contó que la gente que le provee servicios le dijo que aguante un poco porque hoy no tienen precios. La semana que viene seguramente tengas una lista de precios nueva”. Con todo, PxQ midió una inflación de 2,2% para abril y por ahora va imaginando una en torno a 2% para mayo.

 

Para Alvarez Agis la pregunta sobre qué pasará con la inflación a partir de la corrida y disparada del dólar es de largo plazo. Primero, habrá que ver cómo sigue. ¿El BCRA aparecerá con una posición fuerte que permita apreciar el tipo de cambio justo después de que lo deje deslizarse hacia arriba? ¿Permanecerá en este mismo nivel? ¿O simplemente se lo llevan puesto y seguirá hacia arriba?

 

La economista y diputada por Unidad Ciudadana, Fernanda Vallejos, publicó un informe que prevé un escenario complicado, parecido al del 2016: “Si la corrida continúa, el tipo de cambio podría llegar a los $ 27 en los que se operan los futuros del Rofex. En tal caso, el efecto inflacionario por el pass-through sería de 37,5%, y el total de inflación sería de 46,8%. En este caso, el poder adquisitivo de los trabajadores caerá 19,8% en promedio”.

 

No baja de 2% Mucho menor es la inflación que espera el director socio de FyEConsult, Hernán Hirsch: 23-24% interanual en diciembre. No tan parecida a la de 2016 como a la de 2017. La corrida no le hizo cambiar de opinión porque desde FyEConsult ya esperaban una crisis similar, aunque la imaginaban más hacia adelante, para junio o julio.

 

A la consultora de Hirsch la inflación de abril le dio 2,5%. Y para adelante prevé: “Mayo va a estar en niveles de 2% todavía, lo cual es una locura. La cuestión del tipo de cambio complica muchísimo más las cosas. Además de mayo, que lo vemos en ese nivel, también junio estará por ahí. Tenés pautadas subas de transporte, subte y algo de naftas. Tenés muchas cosas. Para junio tampoco se puede esperar que baje de 2%. Julio ya queda muy lejos pero si da 1,8% sería un escenario muy favorable. El tema es que llegás a julio con una inflación cercana a 12,5%”

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *