Cambiemos discute en la Casa Rosada su estrategia

Luego de una semana de zozobras económicas, la coalición oficialista cambió Río Ceballos por la Casa de Gobierno para trazar su apuesta electoral 2019

 

Semana de turbulencias, de zozobras. Económicas y financieras, que se convierten en políticas. La gestión de Cambiemos pasa sus días más difíciles desde que está a cargo de la Casa Rosada, y las encuestas de percepción y de expectativas así parecen mostrarlo. En ese contexto, la mesa chica del Gobierno decidió modificar el lugar del encuentro en el que se comenzarán a definirse los trazos gruesos de la estrategia electoral del frente con vistas a 2019. La ciudad cordobesa de Río Ceballos, apacible y bucólica, fue descartada en la tarde de ayer para recibir a los popes de las fuerzas que integran Cambiemos a metros del despacho de Mauricio Macri. Antes, el Presidente recibirá a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

 

El encuentro está pautado para las 17. Y ya tiene varios dirigentes confirmados. Entre ellos, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio y el secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis, entre los funcionarios. El mendocino Alfredo Cornejo, presidente de la UCR además, el jujeño Gerardo Morales y el correntino Gustavo Valdés, entre los gobernadores. Y Mario Negri, presidente del interbloque de Cambiemos en Diputados y Luis Naidenoff, jefe del interbloque en el Senado, entre los legisladores. También estarán representantes de la Coalición Cívica, aunque no participará Elisa Carrió.

 

La mesa nacional del oficialismo fue presentada en octubre del 2016 por el presidente Macri, Carrió y el radical Ernesto Sanz. Y ya tuvo varios encuentros. Esta ocasión, seguramente, tendrá el contexto más adverso. Las observaciones críticas del radicalismo a la política tarifaria, algunas declaraciones de Carrió y las zozobras económicas y financieras erosionaron algo del optimismo de Cambiemos respecto de las elecciones de 2019. Sobre todo, luego de las elecciones de medio término, donde el frente oficialista ganó en territorios impensados, se consolidó en los propios y quedó bien parado para dar la pelea.

 

De todos modos, no se esperan grandes cambios en la estrategia respecto de las apuestas previas. Cambiemos insistirá con la posibilidad de reelegir en los distritos donde gobierna, con la misma fórmula o parecida. En Mendoza, donde Cornejo no tiene esa chance por impedimento constitucional, el candidato será un dirigente de su esquema de influencia. Intendente, posiblemente. Mientras que espera ganar la gobernación en provincias donde hizo buena elecciones en los últimos turnos. Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, entre las más importantes. Mientras espera contener la baja en las expectativas y que la economía no siga dando malas noticias.

 

Córdoba, lugar original de la cita, es uno de los escenarios donde el Gobierno pone mayor atención. Allí Cambiemos tiene varios dirigentes con intenciones de ser candidatos. La idea, según trascendió, es simplificar la propuesta, con fórmula unificada para evitar la confrontación interna.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *