Bancos y fintechs pasan de los miedos a las alianzas

Las entidades abandonaron la desconfianza hacia las tecnológicas que prestan servicios financieros

 

Los bancos abandonaron la desconfianza inicial hacia las empresas de base tecnológica que prestan servicios financieros, conocidas como fintech, y empezaron a verlas como potenciales aliados para conquistar segmentos donde los bancos no suelen tener presencia.

 

“Las fintech atacan experiencias de nicho donde los bancos no llegamos porque son segmentos que no despiertan interés. Es un modelo colaborativo”, explicó el gerente de Desarrollo de Negocios del Banco Industrial (BIND), José González Pereira. “Entonces, ahora llegamos y compartimos una parte del negocio. Es una relación win-win”, destacó.

 

En ese sentido, precisó que “el BIND comenzó a trabajar con (la fintech) Poincenot en darle solución a una demanda de servicios financieros transaccionales que operan en forma muy repetitiva”. Como ejemplo, mencionó “la necesidad que tienen muchas empresas de realizar cientos o miles de pagos en un determinado momento”.

 

“Hasta el momento el canal que los bancos ofrecen es el homebanking, lo cual para 200 transacciones suponen un día de operaciones. En cambio utilizando el modelo de API son instantáneas”, puntualizó. Las API, siglas en inglés de Interfase de Programas de Aplicación, son un conjunto de subrutinas, funciones y procedimientos que ofrece cierta biblioteca para ser utilizado por otro software como una capa de abstracción.

 

“Son una plataforma que permite que sobre ellas se construyan nuevos negocios que pueden estar relacionados con el mundo financiero. Vemos a las API como que pueden generar negocios exponenciales”, afirmó.

 

Otro banco que incursionó en la experiencia de asociarse con una fintech es el Comafi, que a través de su vinculada Nubi acordó con la fintech alemana Mambu utilizar su plataforma de servicios digitales en la nube para el procesamiento de recargos y pagos online. “Nuestro objetivo es promover la inclusión financiera y la democratización del comercio electrónico. Para esto, la tecnología de Mambu fue la mejor opción porque tiene la flexibilidad, escalabilidad e innovación necesarias para nuestros próximos lanzamientos locales”, explicó el director ejecutivo de Nubi, Martín Borchardt.

 

Según indicó, la tecnología de la compañía alemana “es compatible con nuestra estrategia de negocios digitales en tiempo real, como parte de nuestra arquitectura basada en API, nativa de la nube”.

 

Por su parte, el director ejecutivo de Mambu, Edgardo Torres Caballero, señaló que “el sector financiero se está apalancando a través de la tecnología digital, tanto para cumplir con las cambiantes expectativas de los clientes y de los mercados, como también acercarse a los consumidores con servicios bancarios y los no bancarizados”.

 

Nubi ofrece actualmente servicios de recargas de dinero para comercios y consumidores para sus compras online en todo el mundo y también permite a pymes y emprendedores argentinos que venden servicios y productos en el exterior retirar los pagos internacionales recibidos y depositarlos en su cuenta bancaria local, tanto en pesos como dólares.

 

En este escenario, la llegada del Banco de Amazon supone un desafío para la industria financiera, que “implica cierto cambio de paradigma en los cánones clásicos de cómo vino funcionando la banca desde hace décadas, y con qué objetivos”, dijo el vicepresidente de la fabricante de software de infraestructura Latinia para Latinoamérica, Daniel Aguilar.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *