Uruguay creció tres veces más que Argentina

Si Argentina hubiera emulado el desempeño productivo de Uruguay, su tasa de pobreza sería de un dígito en la actualidad, dijo Idesa

 

Argentina y Brasil no logran salir de su mediocridad y, según in forme publicado ayer por Idesa, el PIB per cápita en dólares (entre el 2000 y 2016) creció 24% en Argentina y 22% en Brasil mientras que en Chile el incremento fue de 50% y en Uruguay de nada menos que 62%.

 

Los datos que analiza el instituto surgen de una medición realizada por la Cepal. Los números marcan, según Idesa, el pobre desenvolvimiento de las economías más grandes de la región en un contexto muy favorable: hubo altos precios internacionales y muy bajas tasas de interés.

 

El crecimiento del PIB per cápita por año fue de apenas 1,3% en Argentina y Brasil en los últimos 16 años. En cambio, Uruguay, un país que representa una enésima parte de lo que son las dos grandes economías del Cono Sur y está muy integrada económicamente a ambos países, logró incrementar su producción casi 3 veces más en el mismo periodo analizado.

 

El caso uruguayo

 

En Uruguay, la tasa de inflación anual actualmente es de 5% y la incidencia de la pobreza es 8%. Cabe aclarar que la vara de medición es distinta a Argentina y, por lo tanto, incomparable en una primera aproximación. Estimaciones como la realizada por Daniel Schteingart registran que, en 2014, la pobreza uruguaya con la vara argentina era de 21,3% mientras que en Argentina rondaba el 30%.

 

Para Idesa, los factores que diferencian a Uruguay y Chile de sus grandes vecinos son un menor desorden fiscal, mayor respeto a las instituciones, mayor consistencia con estrategias que elevan la productividad y un trabajo más sistemático de búsqueda de nuevos destinos para exportar productos más sofisticados.

 

Uruguay muestra una mayor resiliencia: pese a las fuertes caídas del PIB de Argentina y Brasil en 2016, el país creció 1,2%. Sin embargo, no todo es color de rosas en el vecino país: los charrúas son uno de los mayores emisores de personas del mundo en términos relativos. Se calcula que cerca del 14% de su población está viviendo en el extranjero, según datos de la Cancillería del país vecino, y los mayores migrantes uruguayos son jóvenes de alta formación académica.

 

Idesa resaltó: “Si Argentina hubiera emulado el desempeño productivo de Uruguay y Chile en lo que va del siglo, su tasa de pobreza sería de un dígito en la actualidad”. Chile y Uruguay aplican estrategias muy diferentes. En Chile prevalece un rol más activo del mercado, un Estado más pequeño y menos impuestos y en Uruguay, en cambio, el Estado es más grande apelando a una presión tributaria más alta. “Esto sugiere que no son las orientaciones políticas sino la racionalidad, la seriedad y el sentido común los que explican los mejores resultados productivos y sociales”, concluyó el informe de Idesa.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *