También la Patagonia es energía para la salud

Se construye en Neuquén el mayor emprendimiento privado para la prevención y el tratamiento del cáncer

¿Qué tienen en común un laboratorio de física de una prestigiosa escuela como el Instituto Balseiro con las oficinas de capacitación de un centro médico de vanguardia como el COI? Muchísimo. La salud del futuro es también terreno de los físicos médicos, una especialidad nueva cuyo protagonismo crece día a día al ritmo de la aparatología diagnóstica y curativa de la radioterapia. El Centro Oncológico Integral (COI) es probablemente el desarrollo más innovador en medicina en la historia reciente de la salud del país, combinando en un solo lugar todas las especialidades médicas bajo un enfoque multidisciplinario y moderno denominado medicina integrativa.

 

 

Más de US$ 10 millones de inversión solamente en equipamiento médico. El diagnóstico preciso y oportuno, pero también el inicio rápido del tratamiento, resultan claves en la lucha contra el cáncer, una enfermedad que parece extenderse en todo el mundo.

 

 

Las consecuencias de un emprendimiento de este tipo son de gran magnitud y de diversa índole. Por un lado, los pacientes podrán acceder a los tipos de tratamientos más modernos, con el mismo equipamiento que los países más avanzados. De este modo conseguirán mejores resultados, con mayores posibilidades de supervivencia, en menos tiempo y con menores efectos secundarios. También se producen beneficios para el sistema de salud. Los financiadores del sistema, públicos y privados, consiguen acortar los tiempos de tratamiento, lo que significa un ahorro significativo de las prestaciones y posibilitando el acceso a una población más amplia. La región aumenta su influencia regional, y los pacientes llegan de distintas ciudades.

 

De acuerdo con su plan estratégico, el desarrollo será por etapas. El Proyecto COI contempla a futuro incluso la producción de los radiofármacos necesarios como insumos. Con la tecnología asociada, el recurso humano calificado y basándose en los cuatro pilares fundamentales que orientan su estrategia: prevención, educación, diagnóstico y tratamiento, el Proyecto COI, como se lo conoce en los ámbitos más técnicos, ya se vislumbra como polo tecnológico en salud para toda América Latina.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *