Sin brotes para los libros

Según la Cámara Argentina del Libro, cayó 20% la cantidad de ejemplares impresos y la balanza comercial sectorial arrojó el peor resultado desde que existen datos

 

La industria editorial vive un momento preocupante. Según los datos que la Cámara Argentina del Libro (CAL) confirmó esta semana, la cantidad de ejemplares impresos en Argentina en 2017 cayó 20% respecto de 2016. Esto implica que se produjeron 12 millones de libros menos y, de esta forma, se alcanzó la cifra más baja de los últimos 14 años.

 

El editor Damián Fresolone desglosó los números de la CAL. En su análisis, explicó que “la tirada media de ejemplares que realiza un editor de una novedad disminuyó de 2.670 ejemplares promedio a 2.421. ¿Qué significa? Menos expectativa de venta en el mercado del libro por parte del editor”.

 

En ese contexto, las editoriales pequeñas resultaron las más perjudicadas. Hasta 2016, representaban el 65% de la producción, pero en 2017 sólo produjeron el 56%. Esa pérdida de participación en el mercado se dio al pasar de producir 13,5 millones de ejemplares a 10,5 millones en un año -una merma del 23%-.

 

Balanza en rojo

 

Al mismo tiempo, Fresolone remarcó que las importaciones de libros aumentaron 63% en el mismo período. “La suma en dólares fue la más alta de los últimos 17 años: US$ 128 millones”, señaló. Contrariamente, las exportaciones se redujeron 5% y llegaron a la menor cantidad de exportaciones de los últimos 14 años. De esta forma, la balanza comercial del libro arrojó el peor resultado desde que el sector editorial tiene mediciones, un déficit de US$ 101,5 millones.

 

“A donde vamos no se necesitan libros”, ironizó el editor.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *