Schiaretti ofrece Córdoba para cumbre peronista

El encuentro se realizará el jueves y pretende que sea la continuidad del realizado de Gualeguaychú, con Pichetto presente

 

Gualeguaychú II. Así llaman al encuentro del peronismo no kirchnerista que se prepara para este jueves en Córdoba. La referencia corresponde a la cumbre del 6 de abril pasado, en la ciudad entrerriana, donde Miguel Angel Pichetto, presidente del interbloque Argentina Federal, reunió a legisladores y dirigentes distantes de la expresidenta Cristina Kirchner, sin la presencia de mandatarios provinciales. Ni siquiera el local Gustavo Bordet, que estaba entre los especialmente invitados. En esta oportunidad, Juan Schiaretti prometió apoyo y hacerse visible. No se confirmó su participación en la cumbre; sí la invitación para recibirlos en la gobernación de la provincia.

 

“No tenemos nada que ver con el kirchnerismo y, menos, con el macrismo. Armaremos una alternativa democrática a Cambiemos”, apuntó ayer Carlos Caserio, hombre fuerte de Unión por Córdoba en el Congreso Nacional y uno de los organizadores del encuentro. Según trascendió ayer, más de 600 dirigentes del peronismo cordobés, entre intendentes y legisladores nacionales y provinciales, se ofrecerán como espaldarazo concreto de Unión por Córdoba al encuentro del peronismo federal. Entre ellos, el diputado nacional Martín Llaryora, otro de los dirigentes de Schiaretti (era su vicegobernador hasta 2017) que trabaja en ese armado.

 

Si bien Schiaretti prepara el terreno para volver a competir por la provincia, luego de la derrota electoral en las legislativas de octubre pasado, no deja de evaluar el escenario político nacional, con la esperanza de jugar su chance en la presidencial, vieja aspiración del “cordobesismo” que comparte con su histórico aliado Juan Manuel de la Sota.

 

Pichetto ya confirmó su participación. También estarán presente referentes del Frente Renovador y del randazzismo. Felipe Solá, posiblemente entre los primeros; el fueguino Julio César Catalán Magni, entre los segundos. El diputado nacional Diego Bossio y su par salteño Pablo Kosiner serán otros de los presentes. No así De la Sota, de viaje por el exterior. Pero sí varios de sus más allegados. Entre ellos, su pareja, la diputada nacional Adriana Nazario. La mención de Kosiner, en ese sentido, no es menor. Es el principal vocero parlamentario del gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, uno de los más interesados en que este armado alternativo prospere.

 

En Gualeguaychú, los dirigentes suscribieron un documento “fundacional”, en el que se definieron como “una nueva oposición de cara al 2019”. “Representamos a una fuerza constructiva y democrática, del centro nacional, que pueda convocar a otros sectores políticos, Con el objetivo de consolidar un capitalismo moderno que asegure el crecimiento sostenido con equidad regional y social y que vuelva a despertar esperanza en los ciudadanos”, señalaron. El texto entonces también planteó la diferencia entre este grupo y el kirchnerismo: “No nos convence el planteo de unidad como un simple amontonamiento de dirigentes sin un proyecto común. No vamos a justificar el pasado. Privilegiamos nuestra identidad y la construcción de una propuesta moderna y democrática”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *