Piden acelerar la quita de retenciones

“Los seis puntos que este año se quitarían, deberían realizarse de manera inmediata y no de forma gradual”, manifestó Apronor

Declaran la emergencia agropecuaria en Buenos Aires y La Pampa

 

Los derechos de exportación a los granos siempre han generado controversias y malestar en algunos sectores. Hoy, el debate no gira sobre la decisión de la eliminación o no, sino sobre el ritmo de reducción de las retenciones a la soja.

 

Apronor y la SRA

 

El pasado jueves, en el marco del seminario “El campo después de La Niña”, organizado por la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, presidente de la entidad agropecuaria, señaló que por el efecto de la sequía trascurrida durante este verano, la situación de endeudamiento se profundizó respecto de diciembre. En este sentido, fue claro y contundente: “Cada punto porcentual de retención de la soja significa $3.500 millones menos de ingresos al productor. Por eso creemos que frente a esta situación de endeudamiento, lo más conveniente sería acelerar la reducción de las retenciones a la soja. Una medida así, permitirá que los productores que vienen muy golpeados, puedan saldar con mayor celeridad sus deudas y volcar un mayor nivel de ingresos a la producción”.

 

Pelegrina no fue el único en manifestar el pedido, sino que también la Asociación Civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor), se sumó a la solicitud de acelerar el cronograma de reducción de las retenciones. Al respecto, manifestaron: “Los seis puntos que este año se quitarían, deberían realizarse de manera inmediata y no de forma gradual”.

 

En este contexto, resulta necesario recordar que hace dos años, los derechos de exportación tenían una alícuota del 35% para la soja, 23% para el trigo y 20% para el maíz. Desde el inicio de la gestión de Cambiemos, los cereales tienen 0%, la soja pasó a 30% y desde enero rige un cronograma de reducción del 0,5% por mes. De esta manera, la oleaginosa cerraría el año con una alícuota del 24%.

 

Escenario del NOA

 

Mediante un comunicado, los productores brindaron un panorama sobre la situación agrícola del norte argentino con el fin de argumentar y respaldar el pedido. “Históricamente en el NOA, hemos sufrido los efectos de la sequía de manera constante y tras la misma, hemos tenido pérdidas significativas y muchas irreparables”, resaltaron. En este sentido, comentaron que en las campañas 2011/12, 2012/13 y 2013/14 el productor, a pesar de no llegar a cubrir sus costos de producción, tuvo que pagar durante esos años, 35% de retenciones a la soja. “La falta de lluvia consecutiva y la inacción por parte del gobierno nacional dejaron productores endeudados que nunca pudieron recuperarse y provincias empobrecidas”, enfatizaron desde Apronor.

 

Si bien se espera que el NOA sea la región que menos sienta los efectos negativos a causa de la sequía, según expresó Apronor, la situación es muy despareja . “Según las estimaciones, las pérdidas serían del 30% ya que hay zonas que no han recibido el auxilio que se esperaba de las lluvias. La variabilidad en rindes es muy grande, hay lotes en los que se espera 1.800 kg/ha y otros que podrían alcanzar los 3.500 kg/ha”, indicaron.

 

Una reducción de la producción de soja menor a la estimada, también tendría un impacto directo en la cadena de valor agregado. Al respecto, argumentaron que “en el NOA, el alto costo del flete al puerto, presiona a los productores a transformar la soja y el maíz en carne, huevos y lácteos. Es factible que el aumento del precio de los granos se traslade a los precios internos y con ello al consumidor”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *