El peso de las tarifas en los salarios se quintuplicó desde 2015

Según un informe de Cifra, la participación conjunta del pago de facturas de gas y luz en los ingresos laborales ronda el 15%

 

El peso de las tarifas en los salarios se quintuplicó desde 2015. Así lo señala un informe publicado hoy por Cifra, que mide el impacto de los tarifazos de gas y luz que puso en marcha Cambiemos. En plena ebullición del debate por los aumentos en los servicios públicos -que incluyó discusiones en el Congreso, movilizaciones y cortocircuitos en la coalición gobernante-, el estudio muestra que el costo conjunto de ambos servicios pasó de representar el 1,4% al 7,4% del salario promedio de los trabajadores registrados del sector privado (de acuerdo a los datos del SIPA) y del 2,7% al 14,5% de los ingresos laborales del conjunto de los ocupados (según la EPH-Indec).

 

El centro de estudios de la CTA aclaró que “la estimación que se propone contempla sólo los servicios residenciales de electricidad y gas natural, sin considerar los aumentos de agua. Es decir, se trata de una evaluación parcial que debe considerarse de ‘mínima’”. Tampoco se tomaron en cuenta las tarifas sociales.

 

 

Números

 

El cálculo se realizó en base a las boletas de los partidos del conurbano bonaerense para consumos moderados (R3 1 en el caso del gas y R3 en el de la electricidad). En cuanto a los ingresos, “fueron proyectados hasta abril en función de variaciones históricas. Así, en abril de 2018 el salario medio de los trabajadores registrados se estima en $29.140 (SIPA) y el ingreso del total de ocupados en $14.870 (EPH-Indec)”.

 

A partir de esos elementos, el informe precisa que la factura mensual de gas considerada creció desde $158 a $1.234, es decir, sufrió un aumento del 681% en entre 2015 y abril de 2018. Con ese incremento, la participación del pago de ese servicio en el salario registrado privado saltó del 1,0% al 4,2%, y pasó de representar el 2,1% al 8,3% del ingreso laboral del conjunto de los ocupados.

 

En el caso de la boleta de luz, aumentó de $49 a $922, lo que equivale al 1.781%. De esta forma, el peso del suministro de electricidad se incrementó del 0,3% al 3,2% sobre el salario registrado del sector privado y del 0,6% al 6,2% sobre el ingreso laboral del total de los ocupados en el mismo período.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *