En el 1º cuatrimestre, Merval pierde contra la inflación y el dólar

Más allá del pobre desempeño, en el mercado creen que hay varios drivers que, si se activan, pueden cambiar la tendencia rápido

 

Llegando casi al cierre del primer cuatrimestre del año, se observa que los papeles argentinos están podando las híper ganancias que venían mostrando en los últimos años. Tan es así que tomando el índice Merval de papeles líderes, la suba alcanza tan sólo 1,8% en lo que va del año, perdiendo por paliza contra la inflación acumulada en ese período. Con datos oficiales al primer trimestre ya se llegaba a 6,7%, pero si se le adiciona que las consultoras esperan otro 2,3% para abril, las pérdidas se magnifican. El Merval como índice también pierde contra la devaluación en lo que va del año alcanza el 8,5%.

 

En la lista papel por papel se ven historias distintas. Algunos ganadores y otros perdedores. Por ejemplo, Agrometal pierde 32,8%, TGN cae 19,5%, Phoenix Global Resources (ex AEN) cede 18,5% y Cablevisión Holdings pierde 12,7%, entre otras. Desde las ganadoras están Petrobras Brasil con un suculento 47,3% de ganancia, Edenor (+22,4%), Holcim Argentina (+40%) y Tenaris (29%) entre otras.

 

Pablo Castagna, Director de Portfolio Personal, señaló que en el mercado local “si bien es real que uno de los condicionantes sigue siendo el comportamiento de la coyuntura internacional, no es lo único”.

 

La suba del índice líder de la Bolsa porteña alcanza tan sólo 1,8% en lo que va del año

 

De hecho, dice, el marco de mayor estabilidad internacional de las últimas semanas, no lo pudo capitalizar del todo el mercado local. “No ayudó en este sentido el escenario político complejo con nuevos frentes abiertos con la oposición e incluso internamente, ni algunos informes que presionan sobre laincertidumbre de corto plazo”, remarca

 

Esto no implica que la visión de fondo haya virado a negativa, o que incluso las expectativas de corto no se mantengan enfocadas en la posibilidad de que Argentina sea mercado Emergente en los próximos meses. “Sino que, hay que entender que es una coyuntura que presionará sobre la selectividad, y la necesidad de un buen manejo de los tiempos, en donde parte del atractivo estará en ir rotando las carteras entre monedas y activos”, afirmó.

 

Desde Capital Markets Argentina (CMA) suman que el mercado local continúa caracterizándose por el escaso volumen operado, y empieza a desligarse del mercado internacional debido a factores internos. “Los cuestionamientos al gobierno por el incremento en tarifas se tradujeron en una caída en el índice de confianza. El contexto de mayor inflación y menor crecimiento económico debido a la sequía sufrida por el campo generan incertidumbre entre los inversores”, aseveran.

 

Pero no todo está perdido. CMA resalta que las perspectivas en el mediano plazo siguen siendo favorables. “Sin embargo el mercado de acciones podría verse impulsado por dos factores puntuales: primero, una posible aprobación de la postergada Ley de Financiamiento Productivo (Ley de Mercado de Capitales), y segundo, la probable reclasificación de Argentina como mercado emergente por parte de MSCI (junio 2018)”. Esta semana empezarían a llegar los balances correspondientes al primer trimestre, que podrían tener efectos puntuales aunque el escenario de escasas operaciones podría opacar los resultados.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *