Tras la cumbre, Macri acepta cambios moderados a los aumentos de las tarifas

El Ejecutivo accedió a dos modificaciones propuestas por Alfredo Cornejo y los bloques oficialistas luego de reunirse en Casa Rosada

 

El presidente Mauricio Macri recibió a Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza y titular de la UCR. Del encuentro participaron, a su vez, el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren y el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Allí se definieron los pasos a seguir en la política tarifaria, que Peña se encargó de informar luego a las espadas legislativas de cada uno de los bloques que integran Cambiemos en Diputados. El Gobierno aceptó solo dos aspectos de la propuesta radical: el aplanamiento de los precios y la postergación de los cambios a la tarifa social. En el radicalismo sinceran que tenían expectativas de que el Ejecutivo considerase la integralidad del plan que presentaron, pero aseguran que el balance del encuentro fue positivo. El objetivo será ahora, unificados, contener la avanzada opositora que se repliega en el Congreso pero que también podría impactar en la Justicia.

 

El conflicto por los nuevos cuadros tarifarios, ya anunciados y previamente informados en audiencias públicas, trascendió la cuestión técnica y se convirtió en un problema político, que unió a 128 diputados opositores y que tendría consenso en el Senado, y que este jueves rebotó también en la legislatura de la provincia de Buenos Aires. Pero que, en primer orden, generó diferencias en el interior de Cambiemos, lo que causó un replanteo oficial que motivó al encuentro que hoy protagonizaron representantes de cada espacio en Casa Rosada.

 

Los invitados estaban advertidos de que cualquier cambio aceptado no iba a modificar de plano el rumbo tomado por el Gobierno y que en tarifas se traduce en una quita de los subsidios anteriormente percibidos. Los cambios acordados (ver recuadro) serán notificados en los próximos días por la cartera que conduce Aranguren, el más reticente a aceptar el reclamo de los aliados.

 

De la propuesta radical, el Gobierno sólo aceptó el aplanamiento de los precios y la postergación de los cambios a la tarifa social

 

No hubo foto y tampoco conferencia de prensa. Mario Negri y Nicolás Massot oficiaron de voceros sobre Balcarce una vez concluido el encuentro y se encargaron de comunicar que los cambios surgieron del consenso de los tres bloques.

 

No tardó en llegar la crítica opositora, que insistirá desde el Congreso para mantener el tema en agenda. Para Diego Bossio, del Bloque Justicialista, lo acordado es una “provocación” porque a partir de ahora los argentinos “pagarán más cara la tarifa”. Adelantó que insistirán con la propuesta redactada junto al Frente Renovador, que fue presentada también en el Senado a través de Miguel Angel Pichetto. Podría insistirse en una sesión especial el próximo miércoles. Para Daniel Arroyo, del bloque massista, el “aplanamiento” de la tarifa de gas y el posible interés para el que decida pagar las boletas en cuotas “es una broma de mal gusto, otra tomada de pelo”.

 

Cambios

 

  • Aplanamiento: se podrá posponer el pago del último aumento en tres cuotas bimestrales para las boletas de mayor consumo. Aranguren rechazó que sean a tasa cero, pero no se definió el monto.
  • Tarifa social de gas: se suspenden por dos meses (a partir de mayo) las limitaciones aplicadas desde el 1 de diciembre de 2017 en aquellas provincias que acepten compartir el costo de la suspensión.
  • Control a empresas, entes reguladores y cooperativas distribuidoras: se revisarán los criterios de aplicación de multas ante los incumplimientos
  • Campaña de concientización: el Gobierno invitará a provincias y municipios que se sumen a campañas de ahorros en el consumo

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *