Un llamado a la unidad

Por primera vez en 28 años, la Sociedad Rural Argentina (SRA) tendría en sus próximas elecciones más de una lista. ¿Es bueno o es malo?

 

Por Patricio DellaGiovanna Gaíta Delegado de la SRA, consejero del INTA y miembro del Comité de Asuntos Agrarios del CARI

 

Por primera vez en veintiocho años, la Sociedad Rural Argentina tendrá en sus elecciones con más de una lista. La costumbre venía siendo el uso de una lista única y de consenso. Este año, algo cambiará. ¿Es bueno? ¿Es malo?

 

Ninguna de las dos opciones puede ser mala. En estos veintiocho años, la entidad ha logrado sobreponerse a los conflictos con el sector logrando el consenso interno. Esta cohesión facilitó la ejecutividad en momentos tan complejos como fue la “Crisis de la 125”. A diez años del hito más importante del agro argentino desde el Grito de Alcorta, desde el gremialismo rural podemos asegurar que el rol que la SRA y sus presidentes Luciano Miguens y Hugo Luis Biolcati fue clave para evitar la destrucción del sector más productivo del país.

 

Por otro lado, la cohesión interna puede llegar a ser expulsiva dado que, como diría Pareto, la circulación de la élite es necesaria para asegurar su continuidad. El hecho es que el disenso de ideas enriquece, porque fomenta el surgimiento de nuevos proyectos que innovan y aportan frescura a las instituciones. Es a través del debate serio, razonable y equilibrado que se pueden obtener pactos duraderos que perfilen a la entidad hacia un mejor futuro.

 

La realidad es que hoy hay dos opciones. Por un lado, existe una propuesta que cuestiona la falta de apertura a nuevos integrantes de la comisión directiva, así como también la falta de federalismo verdadero dentro de la institución. Por el otro, hay una oferta bien clara. Por primera vez en la historia, tendríamos un presidente que presidió el Ateneo de la SRA y que conoce el trabajo de los jóvenes, a los cuales siempre brindó su apoyo incondicional incluso frente a los sectores más conservadores. Asimismo, tendríamos un vicepresidente que es aperturista y dialoga con todos los actores de la cadena agroalimentaria ya que es nuestro representante ante la institución más progresista del agro argentino, nada más y nada menos que la cuna de la ciencia y la tecnología agropecuaria de América Latina.

 

La falta de federalismo es discutible si viéramos los números en los hechos. La SRA ha incrementado en estos últimos años la cantidad de delegados, o sea, nuestra presencia en el territorio de toda la Nación. Así como también, ha marcado un récord de presencia en Mesas Provinciales, Consejos Locales Asesores, Consejos Regionales, Foros Internacionales, etcétera. Datos de hechos: hoy nuestra entidad tiene diputados nacionales y varios funcionarios tanto en la Nación como en las provincias. Acápite que me incluye.

 

La aparición mediática del nuevo candidato mostró a un señor conservador que nada habló de los grandes temas de un agro moderno aggiornado al Siglo XXI. La innovación tecnológica, el emprendedurismo agroindustrial, las juventudes rurales, la mujer en el agro y el rol del sector como garante de la seguridad alimentaria mundial, quedaron totalmente soslayados. ¿Existirá una propuesta que todavía no conozcamos? Históricamente, la Sociedad Rural Argentina representó a los pioneros de la innovación argentina. Esos emprendedores que se arriesgaron para introducir nuevas razas carníferas y lecheras al suelo nacional, promoviendo el desarrollo del sector para posicionarnos como el granero del mundo. El desafío actual es aún mayor. Estamos presenciando la Quinta Revolución Industrial –nanotecnología- y el Tercer Gran Salto del agro argentino: robótica, apps, móviles, GPS, drones, carne sintética, leche hipoalergénica, y tantos otros descubrimientos que están cambiando el agro del mundo.

 

Si queremos estar a la altura, deberemos ofrecer propuestas creativas que posicionen a la entidad como un faro rector de la transformación de nuestro país en el supermercado del mundo. Quizás, ambas propuestas electorales se complementen. Pero es necesario recalcar que el federalismo puede encontrar una acción dentro de la unidad, antes que por fuera de esta.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *