Invirtiendo en un contexto de mayor volatilidad

Ante el retorno a la volatilidad en los mercados internacionales, es adecuado tener una postura más cautelosa en la renta fija y variable

 

Por Nicolás Bentel Head of Individuals en PUENTE

 

Ante el retorno a la volatilidad en los mercados internacionales en 2018, luce adecuado tener una postura más cautelosa en la renta fija y variable, por lo que vale la pena ser selectivos a la hora de construir o rebalancear los portafolios, así como incrementar la exposición a instrumentos de inversión de gestión activa como los Fondos Comunes de Inversión.

 

En esta línea, los Fondos Comunes de Inversión son excelentes instrumentos para diversificar el riesgo de una cartera, teniendo al mismo tiempo retornos atractivos (ajustados por riesgo) para cada clase de activo y/o estrategia a la que se quiera tener exposición. Principalmente por esta razón recomendamos diversos Fondos para inversores novatos con un horizonte de largo plazo, para que su cartera (típicamente más retail) no esté atada a los vaivenes de activos individuales cuya relación riesgo-retorno pueda no ser la más adecuada. Si bien el valor de las cuotapartes de un FCI pueden caer en determinado momento, en línea con los activos que están dentro del mismo, la misión de un portfolio manager es gestionar activamente el Fondo para que en momentos de mercados bajistas las pérdidas sean menores que las del índice de referencia, y que en momentos de mercados alcistas las ganancias sean mayores.

 

En el caso de los activos individuales, teniendo en cuenta que Argentina es típicamente un mercado más volátil en relación al de Estados Unidos y las demás economías desarrolladas y que estamos en un contexto de mayor volatilidad con correcciones en las valuaciones de los activos a nivel global, los bonos denominados en US$ de menor duración ganan atractivo como opción defensiva para conservar el valor del capital invertido. De acuerdo con estas características y dinámicas, recomendamos a los inversores argentinos con apetito por riesgo moderado, mantener al menos 70% de sus carteras en esta clase de instrumentos. Para un perfil balanceado recomendamos hasta un máximo de 15% de exposición en la cartera en moneda local, teniendo en cuenta una expectativa sobre el tipo de cambio de $22,5 por dólar en promedio para diciembre de 2018.

 

Por el lado de las acciones, las probabilidades de inclusión de Argentina en el índice MSCI de Mercados Emergentes este año es mayor, ya que las reformas orientadas a impulsar el rebalanceo fiscal (lo cual incentivó que el país no fuera incluido anteriormente), fueron parcialmente llevadas a cabo a finales de 2017 de la mano de la reforma previsional. Es en parte por esta razón que mantenemos una visión medianamente positiva sobre las acciones, aunque seguimos priorizando la selectividad y la cautela debido a las altas valuaciones e incrementos en la volatilidad. En cuanto a sectores, vemos valor en el largo plazo en petróleo y gas, generación de energía, y real estate.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *