La inflación en Europa llegó a 1,3%

El crecimiento económico en el Viejo Continente muestra signos de desaceleración en el arranque de 2018, pero el FMI pronostica una suba del PIB de 2,4% para este año

 

El índice de precios al consumidor en la zona euro subió en marzo 1,3% con relación al mismo mes del año pasado. Se trata de una aceleración frente a febrero que había registrado un aumento de 1,1% pero, de todas maneras, está muy lejos de la meta de inflación que el Banco Central Europeo (BCE) estableció “cerca pero por debajo del 2%”. A su vez, la inflación básica que excluye a los precios volátiles tuvo un incremento interanual de 1%.

 

En 2017 el nivel de actividad económica alcanzó su punto más alto en una década. Sin embargo, en el arranque de 2018 hay signos de desaceleración, aunque el Fondo Monetario Internacional pronostica una suba del PIB de la zona euro de 2,4% en 2018.

 

Los analistas estiman que la tasa de inflación se acelerará en los próximos meses y podría acercarse a la meta del BCE

 

La combinación de menores tasas de inflación y de crecimiento fortalece la posición de Mario Draghi, que resiste las presiones de Alemania para terminar cuanto antes con las políticas monetarias expansivas del BCE. Como consecuencia del mayor crecimiento registrado en la segunda parte de 2017, la entidad monetaria decidió reducir a la mitad la compra mensual de activos financieros y podría ponerle fin en los últimos meses del año.

 

Los analistas estiman que la tasa de inflación se acelerará en los próximos meses y podría acercarse – aunque sea transitoriamente- al 2%.

 

En este contexto, no se esperan anuncios relevantes en la próxima reunión del BCE que se realizará el 26 de abril.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *