Exportaciones vuelan 17,2% y se acoplan a la reactivación

Se frenaron las importaciones, que subieron 8,8% (20 puntos menos que en el 1º bimestre). Por eso, el rojo comercial fue de US$ 601 M, el menor de los últimos 10 meses

 

Por Alejandro Radonjic 

 

Finalmente, llegaron los brotes verdes al sector externo y, ahora sí, el Gobierno puede decir que las exportaciones están traccionando el crecimiento. Por ahora, cuanto menos. Una golondrina no hace verano y se deberá monitorear la tendencia a futuro. Sea como sea, los datos que difundió ayer el Indec en su ICA muestran que las exportaciones volaron 17,2% en marzo (por primera vez desde enero de 2017 crecieron más que las importaciones) y ascendieron a US$ 5.347 millones.

 

Comentario al margen: más allá del saludable dinamismo, el nivel aún es bajo (menos de US$ 65.000 millones anualizados). Aun así, desde Abeceb festejaron y destacaron que la suba exportadora fue la mayor en 14 meses: “Luego de varios meses con una tendencia firme y unas cuantas sorpresas negativas, marzo trajo consigo varias sorpresas en materia de comercio exterior”.

 

Asimismo, las importaciones pisaron el freno con fuerza, mostraron una módica alza de 8,8% (saludable, dado que el crecimiento de la economía no es exuberante como para justificar subas del orden del 20% o más) y sumaron US$ 5.958 millones. El 8,8%, dijeron el LCG, marca una desaceleración de 20 puntos versus el promedio del primer bimestre. Desde Abecb sugirieron que alcanzaron una suerte de “techo” y ya no se verán subas tan elevadas como en los últimos trimestres.

 

 

Como resultados de ese flujo bidireccional, el saldo comercial sigue en terreno deficitario (fue de US$ 601 millones), pero menor al promedio del primer bimestre y el más bajo de los últimos 10 meses, dijo LCG. Sin embargo, con un rojo acumulado de US$ 2.500 millones en el primer trimestre, el desequilibrio va camino a los US$ 10.000 millones (o más) en 2018.

 

El desagregado

 

Tal como se observa en la tabla, todos los capítulos exportables registraron subas en marzo. “Si bien todos los rubros de exportación registraron alzas, las mayores exportaciones de productos primarios y de manufacturas de origen industrial explicaron el 80% de la suba”, dijeron en LCG.

 

En el caso de los productos primarios (que subieron casi 30%) fueron clave los mayores despachos de maíz (+210%) y trigo (+363%) y, en el caso industrial, fue clave Brasil, principal destino de la (escasa) industria que exporta el país: los despachos hacia ese mercado subieron 32,7% en marzo (y 24,1% en el 2018). El peor desempeño fue el de las manufacturas agropecuarias, que subieron apenas 2,2%, pero cayeron 7,6% en cantidades. ¿El motivo? La caída de los saldos exportables por la feroz sequía.

 

Lo mismo pasó, tal como viene ocurriendo hace un tiempo, con las importaciones: todos los rubros registraron subas en marzo, aunque algunos tuvieron crecimiento testimoniales.

 

“El aumento de las importaciones del 1ºT se explica por bienes relacionados con la producción”, dijeron en Hacienda

 

Hacienda y el 1ºT

 

“Con respecto a la composición de las exportaciones durante el primer trimestre, se destacan los productos industriales, cuyas exportaciones aumentaron 20,5% (el mayor crecimiento desde el tercer trimestre de 2011). Este incremento se explica en gran medida por las mayores exportaciones industriales a Brasil, que crecieron 43,5%. Las exportaciones de autos tienen un rol importante en explicar es la dinámica ya que aumentaron 60%. En ambos casos, tanto de las exportación industriales a Brasil como de las exportaciones específicamente de autos, se trata de las mayores variaciones interanuales para un trimestre desde que hay datos. Por otra lado, durante el primer trimestre las exportaciones de productos primarios se expandieron 13,0%; las de manufacturas de origen agropuecuario cayeron 2,4% y las de combustibles y energías crecieron 71,9%”, agregaron.

 

Sobre las importaciones, en Hacienda hicieron el siguiente balance: “El aumento de las importaciones del primer trimestre se explica por subas en las importaciones de bienes relacionados con la producción. Las importaciones de estos bienes, que representan el 69,4% de todos los bienes importados, subieron 20,6% en el período mientras que las importaciones de bienes de consumo crecieron 16,2%, las de combustibles y lubricantes crecieron 47,8% y las de automotores 17,5%”.

 

El rojo

 

“Con los números del primer trimestre cerrado, nuestras proyecciones del rojo comercial para 2018 superan los US$ 11.000 millones. En consecuencia, el rojo en el intercambio de bienes se incrementaría alrededor de 30% en relación al año pasado, alcanzando un déficit de 1,7% del PIB, el ratio más elevado desde la salida de la Convertibilidad”, dijeron desde Ecolatina. “El rojo comercial más que se duplicó en el primer trimestre del 2018”, agregaron. En concreto, pasó de US$ 1.200 millones en los primeros tres meses del 2017 a US$ 2.500 millones en igual período de 2018.

 

Te puede interesar

One Comment

  • Marc dice:

    Más que explosión exportadora, hay que analizar el contexto que combina diversos factores. Suba del tipo de cambio, crecimiento de Brasil, caida demanda interna, liberalización de combustibles como en los noventas…Este combo es una complicación a futuro, dado que no somos exportador de Combustibles en bruto e importadores en refinación. Esto hará más compleja una potencial expansión nacional….A serguir viendo la pelicula de la balanza comercial, dado que el neto aun es altamente deficitario…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *