Enap inauguró proyecto off shore con YPF

Se trata del Proyecto Incremental Area Magallanes en el que invirtió US$ 354 millones en la provincia de Santa Cruz

 

La petrolera chilena ENAP e YPF inauguraron ayer las obras del nuevo proyecto off shore en la provincia de Santa Cruz en el que invirtieron US$ 354 millones. Se trata del Proyecto Incremental Area Magallanes (PIAM), que será operado por ENAP, en sociedad con la petrolera argentina. El objetivo del proyecto es aumentar sustancialmente la producción de gas natural y petróleo crudo asociado del yacimiento, ubicado en la boca oriental del Estrecho de Magallanes, en el lado argentino.

 

La petrolera chilena es un jugador importante en el desarrollo de proyectos off shore y analiza participar de la licitación que convocó el Gobierno para explorar en el mar argentino.

 

Tras la inauguración y el inicio de las operaciones se realizó un acto en la zona de Faro Vírgenes, al sur de la provincia de Santa Cruz del que participaron funcionarios nacionales y provinciales y también ejecutivos de las empresas. Entre ellos, estuvieron el secretario de Hidrocarburos de la Nación, Marcos Pourteau; la gobernadora de la provincia de Santa Cruz, Alicia Kirchner; el vicepresidente ejecutivo de upstream de YPF, Pablo Bizzotto; el gerente general de ENAP, Marcelo Tokman y el gerente general de ENAP Argentina, Eduardo Tapia Alvayay.

 

El gerente general de ENAP, Marcelo Tokman, destacó que “gracias a los años de experiencia en exploración y producción off shore (costa afuera), hemos logrado poner en marcha este ambicioso proyecto que, contribuye al abastecimiento energético de Argentina y al fortalecimiento de la integración energética regional”.

 

Por su parte Pablo Bizzotto, vicepresidente ejecutivo de upstream de YPF, señaló que el PIAM “forma parte de nuestro proyecto estratégico como empresa que aporta inversiones, tecnología e innovación con el objetivo de alcanzar el máximo desarrollo energético para el país”.

 

Aporte de producción

 

Desde las compañías resaltaron que las instalaciones del proyecto off shore fueron montadas sobre cinco plataformas operativas ubicadas a 18 kilómetros de la costa, en una zona con clima extremo, y dificultades logísticas como la del Estrecho de Magallanes.

 

A partir de la puesta en marcha del PIAM, la producción se incrementará de 2,4 millones de m3 diarios de gas a más de 4 millones. Esto implica un aumento del 60% en la producción del yacimiento, y del 25% en la producción de petróleo crudo asociado, que pasará de los 800 m3/día, a 1.000 m3/día aproximadamente.

 

El plan de inversión se ejecutó durante dieciocho meses y participaron más de 1.000 personas. Una de las etapas clave fue el tendido de un ducto de 18 kilómetros sobre el lecho marino desde la costa de Faro Vírgenes hasta la plataforma AM2. También, se construyeron nuevos ductos entre las plataformas. Y además, se levantó una nueva planta de tratamiento, donde se realizó el montaje de compresores de 9.000 HP de potencia, que tratan la producción incremental de gas.

 

Enap opera en Argentina desde 1991 y es la filial de la petrolera estatal de Chile. Y es uno de los principales operadores off shore en el país. Cuenta con seis plataformas productoras de petróleo y gas frente a la boca oriental del Estrecho de Magallanes. Su fuerte presencia en la Cuenca Austral, se completa con la concesión de exploración del área on shore El Turbio Este y el bloque off shore Octans Pegaso, ubicado en las costas de la localidad de Río Gallegos.

 

Además, en la cuenca del Golfo San Jorge, ENAP Argentina es operador y participa en la concesión de explotación del área Pampa del Castillo-La Guitarra, como socio no operador en la concesión de explotación del área Campamento Central-Cañadón Perdido, ubicado en Comodoro Rivadavia, Provincia de Chubut.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *