El empleo en supermercados cayó 7,4% en dos años

Entre diciembre de 2016 y febrero del 2018 los supermercados se desprendieron de 7.322 trabajadores

 

Entre diciembre de 2016 y febrero del 2018 los supermercados se desprendieron de 7.322 trabajadores, lo que representa una caída de 7,4% del empleo en el sector en un poco más de dos años. Sólo entre enero y febrero de 2018 se perdieron 1.223 empleos. Un panorama complicado para un rubro que, con un enero que había dado una contracción de 3,1%, cayó 0,9% real interanual en sus ventas durante el primer bimestre del 2018, aunque febrero mostró una mejora módica de 1,5% en la facturación.

 

Los datos surgieron del tradicional informe mensual del Indec, publicado ayer, que también informó sobre el pulso en los centros de compra, que mostró un crecimiento de las ventas de 6,6% en febrero (y 5,4% en el primer bimestre).

 

Cae empleo

 

Según los datos del Indec, en diciembre de 2016 los supermercados tenían un personal ocupado (sumando gerentes, supervisores y otro personal jerárquico, cajeros, administrativos y repositores), que llegaba a 99.229 puestos. En febrero de 2017, el drenaje ya había comenzado y el total de empleados llegó a 96.242. Para febrero de 2018 la caída aceleró y el personal ocupado se deslizó hasta 91.907. Eso significó una caída interanual de 4,5%. Pero, en la comparación contra diciembre de 2016, la retracción resultante es de 7,4%.

 

El dato de las permanentes caídas no está desligado del muy mal desempeño que viene mostrando el consumo masivo en los últimos años, por un lado y el cambio de hábitos de los consumidores, por el otro. Las ventas minoristas de CAME mostraron caídas permanentes durante 2016 y 2017, con la excepción del último trimestre del año pasado. En total, el indicador dio una caída de 31,4% contra noviembre de 2015.

 

El Indec fue claro, en su momento, al plantear su posición: las encuestas de centros de compra y supermercados no son representativas del total del consumo por el cambio de hábitos mencionado. En rigor, el total del consumo es medido por Cuentas Nacionales y dio, para 2017, una mejora de 3,6%.

 

El conflicto de Carrefour advirtió la semana pasada sobre la cuestión del empleo en el sector. Generó la resonante intervención discursiva del presidente Mauricio Macri, quien puso el eje en el desempeño de los supermercados chinos y su potencial evasor. La cadena francesa finalmente negoció el retiro voluntario de más de 1.000 empleados que engrosaran la estadística, pero la tendencia sugiere que la reconversión del supermercadismo recién estaría comenzando.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *