¿El software bajo amenaza?

Con exportaciones récord, el fin de la promoción del sector preocupa a los empresarios

 

Los empresarios del software están preocupados por el futuro del sector. Si bien el año pasado fue prometedor, el fin en 2020 de la vigencia de la Ley de Promoción del sector genera incertidumbre sobre el crecimiento del negocio. En 2017, la industria local generó exportaciones récord por cerca de U$S 1.699 millones.

 

“El 2017 ha sido un gran año de recuperación para la industria del software”, expresó Aníbal Carmona, presidente de CESSI. “Y apostamos y confiamos en que lograremos un consenso con el poder Ejecutivo y Legislativo para la promulgación de una ley similar o prórroga que nos permita seguir generando empleo de calidad y más exportaciones”, explicó. “De esta manera, podremos mantener la inversión y las expectativas positivas para el crecimiento de la industria del software”.

 

La encuesta del Observatorio Permanente de la Industria de Software y Servicios Informáticos (OPSSI) consultó a las 400 empresas adheridas a la Ley del Software sobre el posible impacto de la caducidad del régimen de promoción en diciembre de 2019. Seis de cada diez aseguraron que de ser así caería la facturación del negocio para 2020, especialmente en lo que se refiere a exportaciones. Asimismo, 69% pronosticó menos empleo,74% una reducción de las inversiones en I+D+i, y 96% un derrumbe de los márgenes neto de utilidad.

 

Las estadísticas revelaron que el año pasado el negocio del software presentó resultados positivos, con un crecimiento del empleo de 3,5%, lo que supone un total de cerca de 107.100 profesionales del software entre registrados y no registrados. Las ventas en el mercado interno sumaron un total de $ 64.494 millones, un 28,3% superior al año anterior.

 

Los recursos humanos son el principal componente del costo del sector, con un peso del 73%. Con el fin de la vigencia de la Ley del Software, los aportes patronales de los sueldos promovidos aumentarían 31,7% en 2020, aún teniendo en cuenta la reciente reforma tributaria de la Ley Pyme. Esto implica, según la Cessi, un aumento en los RR.HH. directos promovidos superior al 5% que, sumado a la caída de los convenios de IIBB vinculados a la vigencia de la ley, provocaría una merma promedio de 6,25 puntos en el margen neto de utilidad de las empresas. Los resultados netos podrían reducirse entre 36% y 70%, dependiendo del tipo de compañía.

 

“Una ley como la de promoción del software es esencial para nuestro objetivo estratégico de lograr emplear 500.000 profesionales en software y superar los U$S 10.000 millones en exportaciones para 2030, y alcanzar así una mayor transformación digital de nuestra sociedad que nos lleve hacia la economía del futuro, la economía del conocimiento, para lograr mayor inclusión y progreso social”, concluyó el presidente de CESSI.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *